El comparador de telefonía y préstamos online.

Un nuevo uso para las cabinas telefónicas

Las antiguas cabinas de teléfono se reinventan. En Comparatodo te contamos cuál es el nuevo uso para las cabinas telefónicas que iUrban y Telefónica pretenden darles.
Un nuevo uso para las cabinas telefónicas

Atrás quedaron aquellas cabinas de teléfono plantadas en mitad de la calle en las que se introducía el dinero por una ranura para poder hacer una llamada telefónica. Ahora todo el mundo lleva ya en el bolsillo un teléfono móvil o smartphone con el que poder realizar llamadas desde cualquier lugar. Es por ello que estas cabinas han quedado obsoletas y necesitan reinventarse.

A pesar de que estas cabinas de teléfono siguen instaladas por las calles de nuestro país, Telefónica asegura que se ha producido una importante reducción de la demanda de este servicio por la llegada de la telefonía móvil en todos los aspectos de la sociedad. Según datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, casi el 90% de los españoles no ha llegado a usar una cabina nunca y el coste de mantenimiento de dichas cabinas supone un gasto que se ha incrementado con el paso del tiempo.


La propuesta de iUrban y Telefónica

Es por este motivo que la startup iUrban se ha propuesto remodelar y convertir estos antiguos espacios públicos para hacer llamadas en puntos de carga e información turística. A esta iniciativa se une Telefónica, quien se encarga de distribuir a los ayuntamientos la propuesta de instalar estas nuevas cabinas de información turística de 24 horas que sustituyen a las antiguas.

El proyecto surge en 2016, cuando iUrban y Telefónica comienzan a colaborar para poder instalar una zona de carga para móviles y una pantalla táctil de 18,5 pulgadas como centro de información en siete cabinas repartidas entre Granada, Sevilla y Málaga. Se escogieron estas tres ciudades a modo de test y, hasta el momento, aseguran que están funcionando con éxito. Esta propuesta fue fácil de realizar, ya que todas las cabinas ya tienen hecha toda la obra civil e instalación eléctrica y se puede instalar internet con la toma de teléfono, según cuenta Andrés Martínez, CEO de la empresa.

Se calcula que en ese año 2016, unas 5.000 personas cargaron su teléfono móvil e interactuaron con las nuevas cabinas cada mes. Por tanto, decidieron extender esta iniciativa a Sevilla y Granada. Además, se instalaron cámaras de seguridad dentro de las cabinas para evitar pintadas y vandalismo contra el mobiliario.


Incertidumbre del proyecto

El pasado 30 de abril de 2018, el Gobierno se pronunció a favor de la retirada de las cabinas y las guías telefónicas, pues ningún operador ha querido hacerse cargo de mantener este servicio de telefonía pública debido a su desuso. Fue en 2016 cuando se realizó un concurso público para elegir un operador que se comprometiera a garantizar el servicio, pero ninguna compañía se presentó. Tras este fracaso, Telefónica se hizo cargo de los teléfonos públicos, pero la operadora anunció el año pasado que eliminaba su filiar de cabinas.

Ahora, Telefónica e iUrban están a expensas de la ley, pues la modificación del Real Decreto no será efectiva hasta 2019. No saben qué ocurrirá en un futuro, pero temen que esta prolongación de tiempo pueda afectar al proyecto. Andrés Martínez explica que “teníamos 20 ciudades más que están interesadas en este proyecto, pero estamos a la espera de ver dónde vamos a poner el dispositivo o si podemos hacer nosotros una especie de cabina emulando a las que había”.

TAGS: #