¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

La historia de Internet en España en 600 palabras

El llamado 'Efecto 2000' venía pronosticándose hacía mucho tiempo atrás, revolucionando a la sociedad de un época que veía la tecnología como un enemigo.
La historia de Internet en España en 600 palabras

El uso de Internet se intensificó a principios del año 2000. A este proceso se le llamó 'Efecto 2000'. Telefónica aportó más de 40.000 millones de pesetas para mejorar las velocidades de los usuarios. De esta manera descargarse una imagen no sería una odisea.  

Efecto 2000: El gran cambio

Hace casi dos décadas, ya se venía pronosticando la increíble revolución informática que iba a suponer la aparición de Internet. Lo llamaron el ‘Efecto 2000’.

Por aquellos años se veía la tecnología, más que un aliado, un enemigo. En este contexto, Internet era ciencia ficción apto para valientes.

Hay un dato muy curioso y es que los programadores decidieron para ahorrar memoria, omitir la centuria del año en las fechas. Esto provocó una situación de alarma entre los que disponían equipos porque no querían que el software se volviese loco y empezase el año en 1900 en vez del 2000.

El siglo XX finalizó con una cifra de 3 millones de usuarios de Internet en España,concretamente el 8,2% de la población. La implantación de este sistema fue muy lenta. A partir de 1996 se comienza a comercializar en todo el mundo Internet para el gran público, que hasta entonces estaba restringido a lugares públicos como Universidades.

Las primeras en arriesgarse en contratar estos servicios fueron las empresas para darlo a conocer y que muchos españoles pudieran probar el poder de Internet.

A principios del 1996 ya había registrados unos 240.000 internautas en España. Justo un año más tarde 765.000. Pero la mejor cifra llega en marzo de 1998 porque se ha superado el millón y al año siguiente los dos millones.

Imagen

Extender el uso de Internet

Japón y Estados Unidos se encontraban a la cabeza de la tecnología y se les veía como un peligro potencial y real. Bruselas empujaba al gobierno español a difundir esa tecnología para contribuir a la mejora de su economía. Por ello, se exigía la expansión del uso de Internet. Si se querían obtener resultados al respecto, se tenía que extraer este servicio de las empresas y llevarlo al público directamente a sus hogares.

A consecuencia de esto, el Gobierno desarrolló una regulación que debía imponer la liberación de los servicios de telecomunicaciones terrestres, que por aquella época se mantenía a manos de Telefónica.

Poco a poco fue estando presentes en otros operadores en el mercado nacional, llegando también el nacimiento de las telefonías móviles. Estas dejaron los cables para el antiguo monopolio estatal.
Estas nuevas operadoras se adelantaron en la implantación de una nueva red de fibra más potente para competir con la de cobre.

A comienzos de la nueva década, año 2000, se consolida el proceso legal de liberalización por completo y esto supone una inflexión en la implantación de Internet en España.

La tecnología y el precio se alían íntimamente para llamar la atención de los consumidores. Al mismo tiempo, el 2 de febrero de ese año, Telefónica presenta su tecnología ADSL para diferenciarse del resto y así, obtener mayores velocidades de navegación usando la red tradicional de cobre.

Velocidades e inversión

Actualmente 256Kbps, 512Kbps o 2Mbps no nos supone nada, pero por aquella época eso era algo impensable y un salto casi abismal, sobre todo si se tiene en cuenta que solamente se alcanzaba a los 56Kbps.
Para las nuevas generaciones es algo que jamás se imaginarían vivir ahora mismo. Para que se hagan una idea, una imagen de 3Mb suponía entre 5 y 7 minutos de espera hasta poder obtenerla.

Para mejorar la calidad del servicio, la operadora no se lo pensó dos veces y se arriesgó con una inversión inicial de 40.000 millones de pesetas (lo que serían 240 millones de euros). Esta esperaba tener mínimo 20.000 clientes, pero el año terminó mejoró mejor de lo esperado con un resultado de 600.000 clientes.

Dentro de poco comenzamos otra década nueva. ¿Qué nos deparará en cuanto a tecnología ser refiere?
Es una incertidumbre que con el paso del tiempo iremos resolviendo, pero por el momento, podemos apreciar la gran influencia de las redes sociales, muchos tipos de contenidos, e innumerables negocios ligados a Internet, entre otros fenómenos mundiales.

Todo ello y otras tantas cuestiones han conseguido que la dependencia hacia este servicio sea existente cada vez más y más permanente.

TAGS: #historia #españa #internet