El comparador de telefonía y préstamos online.

El crowdlending y sus diferencias con el crowdfunding

Aquí te explicamos en qué consiste el crowdlending y sus diferencias con el crowdfunding. Ambas son plataformas destinadas a financiar nuevos proyectos, pero existen algunas diferencias entre ellas.
El crowdlending y sus diferencias con el crowdfunding

¿Qué es el crowdlending?

El crowdlending es considerado como un préstamo de dinero para conseguir financiar un proyecto o a una persona. Generalmente, es un tipo de préstamo financiado con capital privado. Deberá devolverse en los pagos que se establezcan, junto al tipo de interés que se acuerde entre los interesados.

Es la forma de financiación más parecida a la que se puede conseguir en una entidad bancaria, aunque en el crowdlending, es la persona particular o la empresa, y no el banco, quien decide prestar su dinero con unas condiciones aceptadas por esa persona o empresa y por el destinatario.

La persona que solicita esta financiación, devolverá el dinero con intereses, mientras que la persona que presta el dinero no podrá beneficiarse del proyecto si tiene éxito.


Diferencias entre crowdlending y crowdfunding

El crowdlending, al igual que el crowdfunding, es una forma de financiación, de conseguir dinero para sacar adelante nuevos proyectos. Sin embargo, las vías para conseguir dicho dinero son diferentes.

Principales diferencias:

El riesgo: en el crowdfunding se puede considerar muy alto, porque solo se recuperará el dinero en caso de que el proyecto en el que se invierte consigue tener éxito. En el crowdlending, el riesgo es menor porque se reciben los pagos acordados en el tiempo estimado. 

El beneficio: el prestamista, en ambos casos, obtiene una buena recompensa siempre que el proyecto funcione. En el crowdlending, el beneficio está relacionado con el tipo de interés que se pacte, mientras que, en el crowdfunding, los beneficios dependen del éxito del proyecto en el que se invierta.

La garantía: en el crowdfunding, no hay garantía. El inversor debe fiarse de la institución que realizará el análisis del proyecto para conocer la rentabilidad que le va a proporcionar. En el crowdlending, la garantía dependerá de las condiciones que se hayan pactado, con la firma del contrato.

El control: en el crowdlending existe un mejor control sobre cómo funciona el proyecto porque cada mes, la empresa y el inversor se ponen en contacto, aunque solo sea por el pago de la cuota correspondiente. Por su parte, en el crowdfunding, está en la voluntad de los gestores que quieran ofrecer alguna información al inversor sobre la situación del proyecto.


Plataformas de crowdlending

Arboribus

Arboribus es una plataforma de crowdlending española muy conocida. Desde su fundación en 2009, ofrece préstamos colaborativos de 10.000 a 150.000 euros que pueden ser devueltos en un plazo de 60 meses.

El tipo de empresa que puede ser admitida para su financiación debe tener los siguientes requisitos: ser una sociedad anónima o limitada con dos años de actividad comercial como mínimo, haber facturado al menos un millón de euros en el último año y contar con beneficios y no tener ninguna deuda pendiente.


Circulantis

La plataforma de crowdlending Circulantis está especializada en el descuento de pagarés y anticipo de facturas. Ya ha conseguido recaudar 35 millones de euros gracias a 600 pymes y autónomos que han solicitado financiación a través de esta plataforma.

Circulantis está destinada, sobre todo, para pymes, autónomos y pequeños inversores. Ofrece inversiones rentables a corto plazo que suponen una buena alternativa a la financiación bancaria.


ECrowd

ECrowd es una plataforma de crowdlending que está especializada en proyectos tecnológicos. Esta plataforma es recomendada para proyectos que ya tienen cierto recorrido, no para ideas que necesitan ser lanzadas al mercado de primeras.

Los préstamos que ofrecen van desde los 50.000 euros hasta el millón de euros y no financian circulante.

TAGS: #