¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico

Saber el precio de cargar un coche eléctrico, tanto si es en casa como si no, es algo que debes tener claro antes de comprar este tipo de vehículo.
Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico

Cargar un coche eléctrico costaría alrededor de unos 5 euros con impuestos incluidos, teniendo en cuenta que el precio del kWh más o menos ronda los 0,119803 euros

Con este precio tienes una autonomía de 200km. Si por ejemplo para ir a trabajar tienes 40km de camino, habría que realizar cuatro recargas aproximadamente. Con esto gastaríamos en total unos 20 euros redondeados al alza.

Por el contrario, si en nuestro domicilio hay contratada una tarifa con discriminación horaria, dependiendo de a qué hora enchufemos el coche, la carga completa podría pasar desde los 2,32 euros en la madrugada, hasta los 5,50 euros en hora punta.

Cargar el coche eléctrico en casa

En este caso, si quisiéramos una carga semirápida en casa, lo mejor es aumentar la potencia contratada del domicilioa los 6,9kW, lo que tiene un gasto de gestión alrededor de los 115 euros y un aumento mensual por el coste de potencia sobre los 10 euros. Si te interesa y sale rentable, adelante, pero piensa bien en si te compensa todo.

Por otro lado, si deseas cargar el vehículo en una gasolinera, comprueba cuál te saldría más económico o el más cercano, pues cada una de ellas dispone de un precio distinto. Ronda los 0,43€/kW.

¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico?

Un coche electrico tarda en cargar entre 5 y 8 horas, pero depende de otros aspectos como el tipo de vehículo, el tipo de cargador o el punto de recarga.

Existen varias velocidades de recarga para tu coche eléctrico. Si no las conoces aquí te las contamos:

  • Carga lenta: entre 5 y 8 horas de media. La emplean la mayoría de los vehículos de este tipo, es la más básica y podemos encontrarla en puntos de carga domésticos o privadas, como los que se instalan en lugares de trabajo o centros comerciales. En este caso se proporciona a la batería una carga con corriente alterna monofásica de 230V, 16A y con 3,6 kW de potencia máxima. Recuerda que, en función de la capacidad de la batería que tenga tu coche, así será el tiempo que dure la carga y necesitarás un enchufe tipo Schuko para enlazar al coche y por el cual, se producirá la conexión.
  • Carga semi-rápida: entre 1 hora y media y 3 horas. Para este tipo de carga existen zonas públicas como los puntos de recarga en la vía pública, semipúblicas y privadas como aparcamientos flotas, parkings de empresas, centros comerciales, cines, supermercados, hoteles, etc. Gracias a la corriente monofásica de 230V, 32A y 8-14kW, obtenemos este tipo de carga, que además permite que en las baterías medias estén cargadas a tope en 3 horas. Además incluye una segunda posibilidad que será dota al punto de carga con corriente alterna trifásica de 400V, hasta 63A y de 22 a 43kW que consigue recargar una betería en 30 minutos.
  • Carga rápida: entre 15 y 30 minutos. En cuanto a este caso de recarga, es la que necesariamente deberían ofrecer las gasolineras o puntos de recarga para los usuarios, aunque no pueden permanecer mucho tiempo. Es un tema complejo porque para instalarlo es necesaria una corriente continua de hasta 600V y 400V para llegar a los 240kW de potencia. Si se diera el caso de esta condición, se pueden ofrecer cargas de hasta el 80% de una batería media en intervalos de entre 15 y 30 minutos.  


Imagen

Si se diera el caso de esta condición,

Si se diera el caso de esta condición, se pueden ofrecer cargas de hasta el 80% de una batería media en intervalos de entre 15 y 30 minutos.

No todos los vehículos disponen de las mismas características de carga porque cada uno tiene un tipo. Depende también del modo de carga y del enchufe que se emplee. Al mismo tiempo, estos factores dependen también de las características que presente tu coche y del lugar donde lo recargues.

Modos de carga

El modo de carga es fundamental y sirve para que el coche eléctrico y la infraestructura de recarga estén comunicados.
Podemos saber si hay algún problema y que el sistema pueda interrumpir la transición de energía, e incluso pasar electricidad del coche a la red doméstica. Todo esto es posible porque se puede controlar el estado de la recarga. También ver cuánta potencia se está transmitiendo del punto de recarga al coche.

  • Modo 1: En este primer modo, tendríamos el conector Schuko (el de los electrodomésticos) y no existiría ningún tipo de comunicación entre el coche y la red, por lo que no es una buena recomendación.
  • Modo 2: Aquí comienza la comunicación entre ambas partes, aunque es un nivel bajo. Se podría usar el conector Schuko, pero el cable tendría un elemento que comprobaría si el vehículo está conectado correctamente para la carga.
  • Modo 3: El nivel de comunicación entre el coche y la red es mucho mayor. En este punto de recarga es él quien lleva dentro todos los sistemas de control, e incluye todos los cables y conectores necesarios para conectarse con el vehículo que se quiere cargar.
  • Modo 4: Como en anterior modo, este nivel de comunicación es alto. En este caso un conversor convierte la corriente alterna en corriente continua, lo que facilita la carga rápida.


Tipos de conectores

En Europa hay un conector estándar recomendado para la recarga normal, pero hay que tener en cuenta este elemento porque los puntos de recarga rápida incluyen tren mangueras que permiten recargar todo tipo de vehículos eléctricos con este tipo de carga. Algunos de los conectores más comunes son los siguientes:

  • Conector Schuko. Es el que más nos puede sonar y el que utilizamos en electrodomésticos en España. Soporta corrientes de hasta 16A y con él solo podemos realizar cargas lentas hasta 10A. Una buena manera de emplearlo es por la noche, pues nuestro coche pasa horas estacionado, y podemos aprovechar este momento para conectarlo y cargarlo a tope.
  • Conector tipo 1 (SAE J1772), también conocido como Yazaki. Es más conocido en Estados Unidos, ya que tiene un estándar norteamericano. Verlo en España sería raro.
  • Conector Tipo 2 (IEC 62196) o ‘Mennekes’, pero es sólo una marca y no un estándar. Junto al primero (Schuko), es al que más vamos a ver por tierras españolas, y es que la Unión Europea ya dijo en su día que quería que este tipo de conector fuese el estándar para recargar lo coches eléctricos. Permite cargas lentas de hasta 16A y cargas rápidas de 43,8kW en los vehículos capacitados para ello.
  • Conector Tipo 3: Scame. Los fabricantes franceses son los que más lo utilizan. Admite hasta 31A y es compatible con una carga semi- rápida. Este tipo no está operativo en España.
  • Conector CHAdeMO: es el estándar japonés de carga rápida que instalan vehículos como los de Nissan. Admite hasta 200A de intensidad de corriente.

Imagen

Dónde cargar el coche eléctrico

Puedes cargar el coche electrico en cualquier punto de recarga de la infraestructura actual de España. Aquí puedes ver los puntos disponibles. tienes una página donde puedes consultarlo. Esta página te da la opción de filtrar datos según la ciudad, el tipo de establecimiento o tipo de conector, por lo que resulta muy ventajoso para esquivar problemas de incompatibilidad. Y si sales al extranjero, también podrás usarla.

Si no dispones de un garaje en casa o estás sin un punto de carga, no queda otra que dirigirse a la vía pública para poder recargar el coche eléctrico. Aquí podrás ver todos los puntos de recarga de uso público, sobre todo si realizas un viaje, un trayecto o simplemente quieres probar nuevas alternativas. Muestra los puntos de recarga con su ubicación exacta, así no te perderás a la hora de encontrarlo.

TAGS: #