¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

¿Cómo se obtiene la energía hidráulica?

La energía hidráulica es la renovable más antigua en cuanto a generación de electricidad, usada desde finales del S.XIX. ¿Quieres saber cómo se genera y su historia? Te lo contamos en este post.
¿Cómo se obtiene la energía hidráulica?

Aprovechar los recursos naturales para producir energía limpia es uno de los objetivos esenciales en la lucha contra el cambio climático.

Para ello, es fundamental apostar por energías renovables como la energía solar fotovoltaica, energía eólica y la energía hidráulica, entre otras. La energía hidráulica aprovecha la fuerza de las corrientes de agua o saltos de agua naturales para generar energía eléctrica.

¿Cómo funciona la energía hidráulica?

La energía hidráulica se puede aprovechar mediante los recursos que surgen de la naturaleza, como una garganta o catarata natural; o bien mediante la construcción de presas.

Este último caso es la utilización más común hoy en día. Su mecanismo es muy simple. La corriente de agua empuja las cuchillas de una turbina, lo que provoca que ésta se mueva y un generador produzca electricidad. La corriente de agua (energía potencial) se convierte en energía cinética durante la caída.

Normalmente, la presa se construye en un río, cuyo caudal es regulado por unas compuertas según la altura desde la que cae el agua o el caudal de esta.


Ventajas de la energía hidráulica

La energía hidráulica es una de las energías renovables más utilizada en todo el mundo.

  • Fuente de abastecimiento estable.
  • Completa la electricidad proporcionada por otras fuentes de energía.
  • Energía limpia: no genera desechos, por lo que no afecta en la contaminación del medio ambiente.
  • Adaptable a la demanda eléctrica: se consigue ajustando el flujo de agua.
  • Disminuye el riesgo de inundaciones: los embalses controlan el caudal de los ríos.
  • Fuera del mercado de precios: no se somete a subidas y bajadas de precios como las energías no renovables.
  • Permite otros usos: los pantanos y embalses creados para generar energía hidráulica también pueden ser útiles para realizar actividades acuáticas o en caso de necesitar urgentemente abastecimiento.


Desventajas de la energía hidráulica

Las presas no pueden ser construidas en cualquier lugar con paso de un rio cercano, sino que deben adaptarse a las condiciones apropiadas de caudal y altura. 


  • Altera la vida marina: los peces y demás animales de rio necesitan un caudal mínimo.
  • Ocupa gran espacio: necesario contar con una extensa superficie para construir la presa y la central hidroeléctrica.
  • Afectada en épocas de sequía: la productividad bajará significativamente.

Imagen


Historia de la energía hidráulica

La energía hidráulica no ha nacido hace un par de años como solución para combatir el cambio climático. Existe desde hace siglos. Es la energía renovable más antigua en cuanto a generación de electricidad, usada desde finales del siglo XIX.

En parajes rurales, era común aprovechar el paso de un río para crear una pequeña presa y que esta generase movimiento en un motor de palas que, a su vez, provocase el funcionamiento de un molino.

Con el paso del tiempo, particularmente en la Revolución Industrial (siglo XIX), aparecieron las ruedas hidráulicas para la producción de energía eléctrica. Energía limpia.

La primera planta hidroeléctrica se construyó en las archiconocidas Cataratas del Niágara (Canadá) en 1879. Funcionó tan bien, que el alumbrado de las calles de la ciudad Niagara Falls se abastecía gracias a la energía hidráulica.

Existen controversias respecto a esta afirmación, ya que algunos datos apuntan a que la primera central hidroeléctrica se construyó en Northumberland (Gran Bretaña) en el año 1880. Sin embargo, suponía un coste demasiado elevado y acabó cerrando tan solo dos año y medio después.

A principios del siglo XX aumentó la demanda de electricidad, y con ella el renacimiento de la energía hidráulica. Los causantes también fueron el desarrollo del generador eléctrico y el perfeccionamiento de la turbina hidráulica.

En la actualidad, la presa de las Tres Gargantas, en China, y la presa de Itaipú, compartida por los países latinoamericanos de Brasil y Paraguay, son las plantas hidroeléctricas que más electricidad generan al año.


¿Por qué no se usa más la energía hidráulica?

A pesar de sus múltiples ventajas, lo cierto es que requiere lugares geográficosmuy específicos para su buen aprovechamiento. Y esos lugares ya están siendo utilizados.

Además, la energía hidráulica requiere un gran desembolso de dinero. Construir presas en lugares no apropiados provocarían un impacto brutal en el entorno y una generación de electricidad que no saldría rentable.

Otras energías renovables, como la solar o la eólica, aún pueden aprovecharse enormemente tanto en tierra como mar.

De cualquier forma, la energía hidráulica es una de las fuentes de electricidad más poderosas, y seguirá teniendo un papel crucial en el futuro de nuestro planeta.

TAGS: #