¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

Cómo reducir una deuda

El método ‘Bola de nieve’ es uno de los más efectivos y propone ir eliminando las deudas de menor a mayor importe poco a poco.
Cómo reducir una deuda

Seguro que no es la primera vez que piensas en pedir un préstamo para comprarte ese coche que te encanta o ese móvil de última generación que acaba de salir al mercado. Sin embargo, antes de endeudarte, es preferible que conozcas si tu situación financiera es lo suficientemente estable. 

Cómo reducir una deuda

Para reducir una deuda, lo primero que debes hacer es saber cuánto dinero necesitas para estabilizar tus cuentas. No obstante, como todo en esta vida, no se puede empezar la casa por el tejado. Antes es necesario que sigas estos pasos:

  • Hacer una lista con todas las deudas. Lo primero que tienes que saber es el tipo de gastos a los que te enfrentas y su cuantía. 
  • Ordenar tus deudas de menor a mayor importe. Esto implica utilizar el método ‘bola de nieve’. Si quieres liquidar tus deudas de forma efectiva, primero tendrás que solventar las más pequeñas y, poco a poco, ir abordando las de mayor cuantía. 
  • Localizar la deuda con intereses más altos. Sigue el método ‘Tsunami’. Otro método para eliminar deudas es buscar aquella que tenga mayor interés o comisión. De esta forma, te quitarás de un gasto enorme cada mes. 
  • Revisar los pagos mínimos mensuales. Una vez tengas claro en cuánto tiempo puedes liquidar la primera deuda, tendrás que actualizar el pago mínimo que destinarás a partir de ahora a dicha deuda. 
  • Negocia tus deudas. Lo mejor es que intentes conseguir unas mejores condiciones con la entidad financiera y reducir esos costes adicionales (TIN y TAE) que engordan tu deuda. Para ello, puedes recurrir a promociones que ofrecen las propias entidades si domicilias tu nómina o contratas alguno de sus productos. Sobre todo, intenta que, al reducir esos costes, no estés incurriendo en otros aún mayores. 
  • Planificar un pago extra. Para ir quitándote deudas de encima de una forma rápida y eficaz, tienes que destinar una cantidad de dinero adicional a subsanar ese crédito. Cuanto mayor sea esa cantidad, más deudas pequeñas podrás cubrir para irte desahogando. 
  • Repetir la fórmula hasta que termines con tus deudas. Esto quiere decir que, a medida que vayas liquidando deudas, ese dinero que antes perdías en pagarlas mensualmente, podrá ir destinado a pagar los préstamos más grandes. Sigue el método de ‘bola de nieve’ poco a poco, hasta que hagas desaparecer todas tus deudas. 

Aunque ahora mismo estés un poco abrumado, no te preocupes, este control del gasto no tienes por qué realizarlo tú solo. Afortunadamente, existen aplicaciones que pueden ayudarte a realizar este análisis de tus deudas. De hecho, la propia app de tu entidad bancaria puede ayudarte en eso. Te mostrará cómo va tu día a día, ordenará tus ingresos y gastos por categorías, te mostrará tus movimientos previstos del momento actual a dentro de dos meses.

 Deudas financieras

Los métodos más efectivos para reducir tus deudas

 

Método ‘Bola de Nieve’

El método ‘Bola de nieve’ es uno de los más efectivos y propone ir eliminando las deudas de menor a mayor importe poco a poco, haciendo pequeños esfuerzos económicos hasta que no quede ninguna. Además, al tratarse de importes menores, el endeudado ve más cercana la resolución del problema y eso aumenta su motivación. 


Método ‘Tsunami’

Este es un método brillante que consiste en ordenar las deudas según la prioridad que tú consideres. Normalmente, la deuda más molesta es aquella que implica una elevada cuota con un interés también muy alto. 

 

¿Qué pasa si no puedo pagar mis deudas?

Cuando tu endeudamiento llega a un nivel incapaz de reembolsar, el deudor debe hacer frente a la quiebra. Si este es tu caso y no puedes hacer frente a las deudas que contrajiste, tu último recurso es la bancarrota. Sin embargo, tienes que ser consciente de lo que eso conlleva.  

Cuando una persona se declara en bancarrota, se liquidarán todos los bienes a su disposición (casa, coche, televisión...) para subsanar la deuda. Un juez examinará la situación económica del deudor y determinará que conserve una cantidad mínima para vivir. No obstante, esto implica que vivirás con deudas eternamente. Todos aquellos créditos que no se hayan liquidado con tus bienes, quedarán pendientes hasta que tengas dinero para pagarlas. 

En el caso de existir un aval, la persona que te avaló tendrá que responder por tus deudas y se le incautarán todos los bienes necesarios hasta cubrir la deuda. 



Otros artículos que te pueden interesar:


TAGS: #