El comparador de telefonía y préstamos online.

Cómo medir la conexión wifi de tu hogar

Si tardas más en descargarte una película que Oliver y Benji en dar una vuelta al campo, quizá necesites medir la velocidad de conexión de tu hogar.
Cómo medir la conexión wifi de tu hogar

Habitualmente las compañías telefónicas suelen prometer un número de megas, que en la teoría son verdad, aunque en la práctica es un tema que podría someterse a debate. Si quieres averiguar cómo medir la calidad y velocidad de la conexión wifi de tu hogar, en Comparatodo te lo explicamos.


1. Factores que ralentizan la velocidad del wifi

En ocasiones no basta únicamente con tener una buena conexión a internet ADSL o de fibra óptica con megas infinitos, existen algunos factores que determinan la velocidad de conexión que recibes en tus dispositivos:

- El tipo de wifi de tu router: aunque tengas un router con wifi AC (capaz de transmitir a 1.300 Mbps) si conectas un dispositivo de cierta antigüedad, éste obligará a toda la red a ir más lenta.

- Las posibles interferencias wifi: en la banda más habitual, la de 2,4 GHz los canales disponibles pueden solaparse entre sí. Esto quiere decir, que en una comunidad de vecinos con diferentes redes wifi, se pueden perjudicar unas a otras. Por ello, es recomendable utilizar una banda de 5 GHz, las cuales suelen evitar las interferencias. Además, es conveniente seleccionar manualmente el canal wifi libre, más alejado de otros canales. Revisar esto con cierta periodicidad, te ayudará a mejorar la calidad y velocidad de tu wifi, puesto que constantemente aparecen nuevas redes cercanas a tu ubicación.


2. Medir la velocidad de conexión en Windows

Para comprobar la velocidad que reciben tus dispositivos en un Windows, lo primero que tienes que hacer es acudir al centro de notificaciones y pulsar sobre el icono del wifi (un pequeño ordenador con un enchufe), también puedes encontrarlo a la derecha de la barra de herramientas.

Acto seguido, deberás acceder al “Centro de redes y recursos compartidos”, es decir, un menú que desglosa la información sobre la red inalámbrica a la que te encuentras conectado. Por último tendrás que pulsar sobre la opción “Detalles” para conocer los datos de la dirección IP, direcciones físicas, etc.

El kit de la cuestión es comprobar que el número que aparece sea igual o superior al que tenemos contratado. En caso contrario, recurre a un test de velocidad para averiguar si el problema es el del operador o del wifi de tu hogar.


3. Medir la velocidad de conexión en MacOS

Para los usuarios de Apple, el procedimiento a seguir es más visual. En este caso tendrás que dejar pulsada por unos segundos la tecla “Opción” (justo en medio del “Comando” – “Control”) y pulsar sobre el icono de la conexión wifi. En este caso, se desplegará un menú con numerosos datos sobre la dirección IP, el router, la calidad de la contraseña utilizada, el canal, etc.

Sin embargo, la opción que tiene que interesarte la encontrarás bajo el nombre “Tx Rate”, es decir, la tasa de transferencia. Como en el caso anterior, el número que aparezca deberá coincidir con el tipo de conexión que tienes contratada. Esta información suele experimentar variaciones, pero si está muy por debajo de la velocidad contratada, recurre al servicio de atención al cliente de tu compañía telefónica para solucionarlo.


4. Otros métodos para medir la velocidad de conexión

Otra manera muy eficaz de medir la conexión es a través de aplicaciones de escritorio. La información exacta determinará si debes tener en cuenta un cambio de compañía o reclamar más Mbps. Estas son algunas de las más usadas:

Homedale

Se trata de un software gratuito que permite medir la intensidad de la señal wifi de tu hogar de forma muy intuitiva y eficaz. En su interfaz aparece la señal y la intensidad de todas las redes inalámbricas que se encuentren cerca, su SSID, dirección MAC, fuerza de la señal, etc. Todo ello por medio de gráficos de colores y un detector de ubicación para enviar la posición exacta utilizando los mapas de Google.

Imagen

NetSpot

Esta herramienta se encarga de identificar las zonas de la casa donde la intensidad de la señal no es lo suficiente fuerte como para ofrecer la máxima velocidad y por consiguiente, no deberías ubicar el router.

Imagen

Al igual que Homedale, es capaz de rastrear todas las señales cercanas para identificar la intensidad, el SSID, canales más utilizados, etc. Como agregado, cuenta con un mapa de frecuencia para buscar el problema directamente desde la raíz.


Dot11Expert

Es la aplicación que menos pesa de las tres, únicamente ocupará 1.5 MB en tu disco duro. Eso no quiere decir que sea inferior, desarrolla su trabajo de igual forma que las anteriores, ofreciendo datos sobre el SSID, intensidad de red, dirección MAC, RSSI, etc.

Imagen

5. Cómo mejorar tu conexión

Si nada de lo anterior te funciona, te recomendamos algunos consejos para mejorar la cobertura de red en tu hogar sin tener que recurrir a un repetidor de señal:

- Para distribuir la señal de forma más homogénea sitúa el router en una habitación que esté en el centro de la casa, además de aumentar la señal, alejarás tu punto de acceso de las interferencias de los vecinos.

- Sitúa el router en una zona elevada, a unos 45-50 centímetros del suelo.

- Evita que el router esté detrás de los muebles o cerca de los espejos. Los muebles absorben la radiación y los espejos la reflejan.

- Coloca la antena de tu router en posición diagonal. Si tiene dos antenas, pon una en horizontal y la otra en vertical para tener ambas polarizaciones electromagnéticas.

- Si tu router únicamente soporta una banda de 2,4 GHz, sustitúyelo por uno con banda de 5 GHz.

Una vez hayas probado estos trucos, descarga una de las aplicaciones propuestas en el párrafo anterior (Dot11Expert, NetSpot, Homedale) y comprueba si la velocidad de red ha aumentado. En este sentido, te proponemos que uses el test de velocidad de Comparatodo para comprobar de manera gratuita la velocidad de tu fibra óptica y ADSL.

TAGS: #