¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

Placas solares en casa: funcionamiento, pasos y razones para tenerlas

Las placas solares ayudan al medio ambiente y son aconsejables para ahorrar en la factura de la luz. Por ello, aquí te contaremos algunos de los motivos para instalarlas en casa.
Placas solares en casa: funcionamiento, pasos y razones para tenerlas

Las placas solares pueden ser una ayuda para ahorrar algo en la factura de la luz, aunque conllevan una inversión que se tiene que hacer al comienzo. Al mismo tiempo, es una muy buena manera de contribuir con el medio ambiente e intentar luchar contra el cambio climático.

Aquí te contaremos algunos de los motivos para tenerlas instaladas en casa, qué hacer y cómo funcionan.

Los paneles solares son la instalación indispensable para poder captar la energía procedente del sol y usarla para el autoconsumo. Estos paneles son dispositivos tecnológicos que aprovechan la radiación solar y, unidos a un inversor, convierten la luz solar en energía consumible de manera doméstica, principalmente electricidad.

Imagen

 ¿Cuánto cuesta instalar nuestro panel solar en casa? El precio total de una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar oscila entre unos 5.000 y 8.000 euros. Existe este intervalo en el coste, porque depende de la calidad de los componentes del panel y del proceso de instalación.

¿Cómo funcionan las placas solares?

Las placas solares desempeñan su función transformando la radiación solar en corriente continua a través del intercambio de electrones producido por el efecto fotovoltaico. Los procesos que deben seguir son los siguientes:

    1. Ante todo, capturan la energía solar mediante las placas fotovoltaicas.
    2. Le sigue el regulador de carga, que controla la tensión e intensidad de la corriente producida.
    3. Por consiguiente, se produce una transformación de la corriente continua en Alterna por medio de un inversor.
    4. Además, hay un consumo inmediato de la energía generada.
    5. También se produce un almacenamiento de la energía excedente en las baterías si se disponen de ellas; o bien, una inyección de dicho exceso en la red energética de la distribuidora.
    6. Y, por último, existe un consumo de la energía restante necesaria de la red, en caso de que el punto esté conectado.

Imagen


¿Cómo poner placas solares en tu casa?

Para poder proceder a una instalación de placas fotovoltaicas en casa, debemos seguir una serie de pasos para llevarla a cabo:

    1. Pedir el presupuesto. Hay que solicitar un estudio de ingeniería para estudiar tu vivienda saber si se puede dar paso a la instalación de los paneles y cuánto costará.
    2. Comprar y pasar a la instalación. Cuando se ha aceptado el presupuesto, un equipo de expertos se hará cargo de toda la instalación de los paneles, además de los trámites necesarios.
    3. Comenzar a ahorrar. Una vez finalizada la instalación, despreocúpate y comienza a ahorrar en tu factura de la luz durante los próximo 25- 30 años.
    4. Llevar un  mantenimiento. Se requiere de un seguimiento de los materiales en los  paneles solares, aunque resisten bastante. A pesar de ello, hay que limpiar el  polvo una vez al mes como mínimo para que no se deteriore demasiado rápido.

Cuántas placas solares necesito para una casa

Hay que tener en cuenta que las características del inmueble y la superficie de la que disponga para poder instalar los paneles solares son factores que determinan en gran medida las posibilidades de cada edificio o vivienda.

Así, una vivienda unifamiliar puede que no tenga el suficiente tejado para colocar las placas fotovoltaicas necesarias para poder autoabastecerse. Pero para estos casos, poco a poco, se van diseñando alternativas que permiten generar energía eléctrica para varios usuarios.

Para conseguir el autoconsumo eléctrico de una vivienda bastaría con instalar unas seis placas de 650 Vatios

Motivos para instalar placas solares en casa

El ahorro energético que los paneles solares te pueden proporcionar y su consecuente preservación del medio ambiente al existir una nula emisión de agentes tóxicos, son  algunos de los buenos motivos para tenerlos en casa. Pero si tienes más dudas al respecto, te damos unas cuantas razones más por los que deberías instalarlos en casa:

  • Ahorrarás en la factura de la luz. Su instalación en el tejado de casa o inmueble va a producir una reducción en el gasto de electricidad bruscamente.
  • Existen unos gastos mínimos de mantenimiento. Si la instalación fotovoltaica es realizada por un profesional y con productos de buena calidad, el mantenimiento anual es casi nulo, pero que no se te olvide limpiar el polvo del panel al menos, una vez al mes.
  • Puedes independizarse de la red eléctrica. Esto puede ocurrir siempre y cuando se usen baterías, por lo que es muy recomendable tenerlas. En caso contrario, la dependencia seguiría existiendo, aunque en mucha menos medida que otra persona que no tenga placas solares instaladas en casa.
  • Proporcionarás tu granito de arena al medio ambiente. Si estás leyendo esto, significa que te preocupa el medio ambiente y no quieres contribuir a la contaminación que causa el cambio climático. Tienes que saber que con el uso de energía solar en una vivienda solamente, puede llegar a suponer un ahorro de casi 1 tonelada de emisiones de CO2 cada año. Imagina si todos hiciéramos lo mismo, el impacto ambiental sería muy positivo.
  • Además, puedes incrementar el valor a tu nave o vivienda. Con la instalación de paneles solares, podrás aumentar su valor a la hora de venderla o alquilarla.

Hay que tener en cuenta que, para una mayor o menor producción de energía solar diaria, tenemos que contar con las condiciones climáticas adecuadas.  También depende del lugar en el que se encuentre la instalación, así como de la orientación del sistema.

El mejor lugar para una mayor rentabilidad es en casa rurales, por ejemplo. Incluyendo, además, las zonas donde la radiación solar es muy alta y por lo que se producirá un aprovechamiento magnífico de la energía solar.

Por otro lado, es importante tener en cuenta la eficiencia del panel solar, porque si es alta, mayor será el número de kW/h de producción que obtendremos al final del día; el problema es que son más caros debido a su mejor calidad.

Alternativas si no puedo usar placas solares

  • La energía ambiente: la aerotermia en una tecnología que permite extraer el calor contenido en el aire para generar calefacción. Si la bomba de calor aerotérmica es del tipo aire- aire, obtendremos calefacción y/o refrigeración si la bomba de calor es del tipo reversible. Si la bomba de calor es del tipo aire- agua, obtendremos también agua caliente. La aerotermia es una alternativa al gas que además supone una opción eficiente y respetuosa con el medio ambiente, puesto que reduce las emisiones directas de CO2 y mientras una tercera parte de la energía que consume es eléctrica, tres partes proceden de una fuente de energía renovable e inagotable como es el aire.
  • Biomasa: la biomasa representa una alternativa al gas natura, sobre todo en lugares donde no llega el suministro, como puede ser una casa aislada en una zona rural o en una segunda residencia. Pero también representa una alternativa en ciudades y municipios españoles que ya disfrutan de las ventajas de calentar su hogar con un combustible ecológico. La biomasa es renovable, y emite menos emisiones de CO2 respecto a otros combustibles fósiles como el carbón, el gas licuado o el aceite.
  • Minieólica: se obtiene de la energía del viento. Es una opción viable si tenemos espacio y estamos dispuestos a realizar la instalación requerida.


La energía geotermia, hidrotermia y la eólica representan otras alternativas al gas, aunque su uso puede considerarse más inusual o no tan popular ocmo otras de las alternativas que ofrecemos.


TAGS: #energía #solares #placas