El comparador de telefonía y préstamos online.

Cómo funciona la clasificación por edades en el cine

La clasificación por edades en el cine es una manera de saber qué películas son aptas para niños y cuáles no. Se establece en función de criterios como el lenguaje, el contenido violento o erótico.
Cómo funciona la clasificación por edades en el cine

La clasificación por edades de las películas es una recomendación que sirve de guía, sobre todo, a los padres o tutores, para saber qué contenido pueden ver sus hijos. No existe un control exhaustivo. De hecho, un adulto acompañado de un niño compra dos entradas para una película no apta para menores de 16 años y nadie se lo prohíbe. La única excepción son las películas X, que sí plantean una prohibición de edad en la venta de entradas.

A día de hoy, el acceso a las películas es mucho más libre, ya que el abanico de plataformas de contenido audiovisual (como Netflix o HBO) se amplía progresivamente. Si quieres controlar qué ven los niños, te explicamos cómo funciona la clasificación por edades en las películas.


Películas aptas para todos los públicos

Que estén englobadas bajo ese título no quiere decir necesariamente que sean películas infantiles. Lo que quiere decir es que no incluyen escenas que puedan generar tensión emocional ni existen prácticas discriminatorias de género, raza u orientación sexual.

La violencia no tiene cabida en este tipo de filmes, ya sea física o verbal, así como las escenas de carácter erótico. Además, se considera que, en las películas aptas para todos los públicos, el lenguaje empleado no hiere la sensibilidad del espectador. Tampoco deben contener ningún tipo de elemento que pueda ser perjudicial para el desarrollo psicológico.


Películas no recomendadas para menores de 7 años

Siguen en mayor o menor medida los parámetros de la anterior regla: no pueden incluir escenas en las que aparezca crueldad, tensión, violencia física o verbal, ni que influyan en el desarrollo psicológico. Si una secuencia contiene conductas antisociales, nunca deberán darse a entender como modélicas o ejemplares.

El contenido erótico no puede excederse del que el niño puede visualizar en su entorno cotidiano. El lenguaje deberá ser el apropiado para evitar herir la sensibilidad del espectador.


Películas especialmente recomendadas para la infancia

Las películas especialmente recomendadas para la infancia pueden encuadrarse en los mismos márgenes que los anteriores, con el añadido de que deben ir dirigidas a niños. No siguen unos patrones específicos; pueden ser filmes que transmitan valores de tipo pedagógico, emocional o social dirigidos al público infantil en concreto.


Películas no recomendadas para menores de 12 años

Esta edad está muy cercana a la adolescencia, una transición que puede resultar vital para el desarrollo psicológico del menor. Por consiguiente, lo que vean y escuchen podrá desembocar en un efecto esponja. Las películas no recomendadas para menores de 12 años pueden contener escenas incívicas, antisociales o discriminatorias, dentro de unos mínimos de violencia física o verbal.

Eso sí, esas escenas no deben llevar a la confusión y deben permitir que el espectador razone sobre sus causas y efectos. Es importante que no se trate el tema de la drogadicción como algo positivo y que las escenas de sexo se adecuen a la madurez del espectador.


Películas no recomendadas para menores de 16 años

Este tipo de películas pueden aplicar en su narración o descripción conductas que se darían en situaciones adultas. También pueden incluir violencia (no extrema), tensión, miedo, ansiedad, etc. No están permitidos los contenidos pornográficos, ni la exaltación de la criminalidad o la discriminación vejatoria. 


Películas no recomendadas para menores de 18 años

Llegados a este punto, las obras cinematográficas han superado las prohibiciones del listado anterior, pero no pueden alcanzar la categoría X. Antes de su emisión, se debe advertir que el contenido no es accesible para menores de edad.


Películas X

Por este tipo de categoría se entienden aquellas producciones cinematográficas cuyo contenido es pornográfico, de violencia extrema, crueldad masiva o actitudes humillantes.


Cómo conocer la clasificación de una película

Todas las películas tienen asociado un elemento pictográfico que proporciona la información necesaria para poder cumplir lo impuesto por la comisión:

  • A: apta para todos los públicos.
  • 7: no recomendada para menores de siete años.
  • 12: no recomendada para menores de 12 años.
  • 16: no recomendada para menores de 16 años.
  • 18: no recomendada para menores de 18 años.

Los tráileres también nos dejan entrever la clasificación del contenido final de la película, pero no se designan bajo un símbolo pictográfico, sino por una recomendación de colores:

  • Fondo verde: apta para todos los públicos y no recomendada para menores de siete años.
  • Fondo amarillo: no recomendada para menores de 12 y 16 años.
  • Fondo rojo: no recomendada para menores de 18 años.
TAGS: #