¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

Cómo crear un plan financiero

Un plan financiero es el mejor método para analizar y contrastar las expectativas de un proyecto con la realidad financiera y económica. Te enseñamos como llevarlo a cabo y cuáles son sus beneficios.
Cómo crear un plan financiero

En el mundo de los negocios no hay nada más importante las cifras. El aporte económico, habitualmente, es el que marca la mayor parte de la toma de decisiones en una empresa o negocio.

Es por ello que el plan financiero tiene tanta importancia, pues es la parte más compleja del plan de negocio global. Representa la fase final del estudio de viabilidad de un proyecto de empresa, del que evalúa la conveniencia económica y los aspectos financieros y, por eso, es necesario que se elabore de forma realista y objetiva


¿En qué consiste un plan financiero?

El plan financiero es un documento que se encuentra dentro del plan de negocio global de una empresa. Para aclarar conceptos, es necesario saber que el plan de negocio estudia el entorno de la empresa, analizando y evaluando los posibles resultados si se logran los objetivos marcados en el proyecto. Se redacta antes de la realización de una inversión o al comienzo del negocio. 

Los componentes del plan de negocio son los siguientes:

  • Visión general de la empresa.
  • Productos o servicios y cómo se producen.
  • Descripción del modelo de negocio.
  • Estados de flujo de efectivo. Detallando todos los posibles ingresos y gastos.
  • Proyecciones y estimaciones financieras de esos ingresos y gastos y otros factores.
  • Identificación de la dirección ejecutiva y el equipo directivo.

Volviendo al plan financiero, y ya sabiendo que se enmarca en el plan global de negocio, este escrito reúne toda la información cuantitativa de cada plan de actuación, que corresponde a cada área de la empresa. 

Es la mejor herramienta para analizar la factibilidad financiera y la económica de un nuevo proyecto empresarial, considerando todas las perspectivas temporales posibles: corto, medio y largo plazo. 

El plan financiero es muy útil para las empresas emergentes que quieren empezar a florecer en el mercado, pero también lo es para las que quieren consolidarse y mejorar sus resultados.

Por ello, el plan económico y financiero permite estimar si un proyecto es capaz de cumplir las expectativas previstas, especialmente aquellas relacionadas con la liquidez y rentabilidad. El empresario, con esta información en su poder, podrá tomar decisiones más acertadas para el bien de la empresa. 


6 pasos para desarrollar un plan financiero

Llevando a cabo estos pasos podrás desarrollar el plan financiero de tu empresa o negocio y ver qué necesitas para sacarlo hacia adelante y en cuánto tiempo podrás alcanzarlo. Es imprescindible prestar atención a cualquier detalle mientras se elabora para evitar problemas o sorpresas inesperadas.

  • Analizar la realidad de tu empresa

El primer paso es analizar objetivamente la realidad de la empresa o negocio. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es pensar en qué momento se encuentra actualmente la empresa y en el rumbo que queremos que tome. Es imprescindible que queden definidas las razones financieras: liquidez, rentabilidad y apalancamiento.  

  • Fijar los fondos necesarios

El siguiente paso es determinar los fondos necesarios en función del capital que necesita la empresa para consolidarse en el mercado. Lo recomendable es realizar esta proyección en un plazo de cinco años.

  • Predecir el capital

Pronosticar la disponibilidad de capital para un periodo de tiempo determinado. Esto se consigue analizando detalladamente cuáles serían las posibles fuentes de financiación.  

manos señalando gráficos de empresas

  • Controlar y verificar los recursos

Tras haber analizado la empresa, fijado los fondos y pronosticado el capital para un futuro determinado, no pienses que tu labor ha concluido. Ahora tendrás que realizar un control sistematizado con el que puedas establecer de manera adecuada los recursos disponibles y, a la vez, comprobar que estos se utilizan correctamente. 

  • Adelantarse a los factores externos

Hay que tener en cuenta que el proyecto está expuesto a multitud de factores externos, como pueden ser las crisis económicas, los intereses sociales y las reformas financieras, que desvíen los objetivos marcados en un principio. Por ello, se deben diseñar y presentar soluciones por cada supuesto previsto. 

  • Determinar un sistema de compensación

El último paso consiste en fijar un sistema de compensación para los trabajadores que se base en la correcta realización de sus labores. Lo ideal es confeccionar un sistema que motive y fomente la competitividad y la productividad de los trabajadores para conseguir los objetivos fijados en el plan de negocio.

En resumen, el plan financiero establece si el resultado económico del plan de negocios será una ganancia o una pérdida, contrarrestando los ingresos y los costes esperados. Una vez que se ha elaborado este modelo económico, es posible proceder al análisis del plan financiero, es decir, elegir el plan de financiamiento más adecuado para la empresa.

 

¿Qué beneficios supone tener un plan financiero?

Ya sabemos que el beneficio principal del plan financiero es contrastar si las expectativas de un proyecto se pueden corresponder con la realidad. La pregunta es: ¿realmente conocemos todas las ventajas que puede aportar?

  1. Determinar los recursos económicos necesarios para implantar el plan de negocio.
  2. Especificar los costes reales de la actividad económica. Estos costes derivan de los operativos, administrativos y de ventas.
  3. Fijar la inversión inicial requerida para iniciar el negocio. Es decir, el dinero invertido en el proyecto. 
  4. Establecer cuáles son las necesidades de financiación.
  5. Evaluar las fuentes de financiación posibles, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas de cada opción.
  6. Propulsar la situación financiera de la empresa. Esto servirá para guiar sus actividades cuando comience a funcionar. 
  7. Llevar a cabo un estudio de viabilidad y rentabilidad económica y financiera del proyecto. Se decidirá a través del plan de negocio.
  8. Los socios y accionistas conocerán la rentabilidad del proyecto y podrán calcular cuanto tiempo tardarían en recuperar su inversión.

En conclusión, el plan financiero permite organizar mejor cualquier negocio, conocer sus necesidades y minimizar posibles riesgos durante la puesta en marcha de la actividad empresarial.

Por estos motivos, al crear una empresa es fundamental realizar un plan económico-financiero adecuado que nos permita saber la posibilidad real de éxito.


TAGS: #