El comparador de telefonía y préstamos online.

Cómo ahorrar en la vuelta al cole

Septiembre ya está aquí y con él llegan los temidos gastos escolares. Abaratar costes es el mantra de muchas familias españolas, por ello en Comparatodo te mostramos cómo ahorrar en la vuelta al cole.
Cómo ahorrar en la vuelta al cole

Para las familias con hijos en edad escolar el mes de septiembre requiere un elevado desembolso económico. Mochilas, libros y uniformes son algunos de los gastos a incluir en tu lista. Presta atención, te presentamos algunos consejos para ahorrar en la vuelta al cole.


1. Libros de texto

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que el gasto en libros de texto oscila los 300 euros de media.

Comprueba si cumples los requisitos para ser beneficiario de la nueva ley que ampara la gratuidad de los libros. Si esta opción no te sirve, también existen ayudas o subvenciones que ofrecen las Comunidades Autónomas y se pueden solicitar vía telemática.

Las personas que pueden acceder a este tipo de subvenciones son padres o tutores a cargo de alumnos que estén en edad escolar. Lo único que debes hacer es rellenar una solicitud con tus datos y enviarla a la Consejería de Educación de tu Comunidad Autónoma.

En algunos colegios, incluso, a través Asociaciones de Padres de Alumnos existen programas de préstamo de libros usados. Algunas bibliotecas también cuentan con este servicio.

Aprovechar los libros de segunda mano de amigos o conocidos, aunque no siempre es la opción más eficaz porque pueden estar muy escritos y subrayados. Por ello, es importante forrarlos al comienzo del curso y advertir a los hijos de que escriban a lápiz.

Si quieres sacar un dinero extra, vende o alquila los libros de años anteriores a precios competitivos. Siempre habrá alguien a quien le hagan falta. Plataformas como Wallapop están especializadas en este tipo de transacciones.

Imagen

2. Material escolar

Otro de los grandes costes de la vuelta al cole es el material escolar, una media de 80 euros que aumenta progresivamente en la ESO y Bachillerato.

Antes de lanzarte a la aventura en busca de nuevo material, revisa lo que tienes en casa. Te sorprenderías de la cantidad de bolígrafos, cuadernos y juegos de reglas que tus hijos podrán reutilizar.

En el supuesto caso de tener que recurrir a la compra de material nuevo, puedes comprarlo en los locales que ofrezcan mayor variedad y mejores precios. Recuerda que no es necesario que  adquieras todo al inicio del curso, reparte el gasto por trimestres.

Si tu hijo necesita aparatos electrónicos como tablets u ordenadores, compara precios de diversas marcas para encontrar el que más se ajuste a tu bolsillo. Muchas empresas tienen descuentos adicionales previos al inicio del curso, como por ejemplo Apple o HP.

De la misma forma que puedes comprar libros de segunda mano, el material escolar también. A través de portales de anuncios clasificados podrás encontrar publicaciones de particulares con ofertas muy atractivas. Las tiendas online de segunda mano ofrecen una ventaja diferencial frente a los anteriores y es que los productos están expresamente verificados para su venta. Las ONG cuentan con un departamento de ayudas en muchas localidades, de hecho cada cierto tiempo hacen una colecta de material escolar.


3. Ropa

El gasto en uniformes es habitual en los colegios privados/concertados y supone unos 150 euros de media según la OCU. Para abaratar costes:

Reutiliza las prendas gastadas u otórgales una nueva vida, por ejemplo, corta los pantalones y obtendrás unos shorts para los meses de más calor. Por su parte, las rodilleras y las coderas podrían tapar los antiestéticos agujeros ocasionados por el desgaste.

La mejor época para comprar el uniforme suele ser en los finales de temporada o en las rebajas de enero y verano. Por otro lado, acude a centros outlet en busca de alguna oferta de última hora, seguro que encuentra algo a tu gusto.

Marca con el nombre, apellidos y curso toda la ropa de tu hijo. De esta manera será más fácil localizarlas en caso de pérdida.

Imagen

Pero los libros, el material escolar y los uniformes no son los únicos gastos. Si de verdad quieres ahorrar, te convendría sopesar si el comedor, las actividades extraescolares y el transporte son necesarios o puedes eliminarlos de tu factura.

- Transporte escolar: opta por el transporte público o comparte los gastos de transporte con otros padres llevando a sus hijos a clase.

- Comedor escolar: si tu horario laboral te impide comer con tu hijo, recurre a los abuelos o vecinos de confianza para que se hagan cargo durante la hora de la comida.

- Actividades extraescolares: deporte, música o idiomas son las actividades más demandadas por los niños. Este tipo de jornada extraescolar en los centros educativos suele tener un precio elevado. Sin embargo, los ayuntamientos municipales o polideportivos ponen a disposición del ciudadano programas de actividades más baratas.


Otros artículos que podrían interesarte:


Cómo ahorrar para la universidad

5 métodos de ahorro efectivos

Cómo ahorrar: 6 consejos para mejorar tu economía doméstica

Libros de texto gratuitos y subvenciones

TAGS: #