¿Necesitas ayuda? 900 487 789 Teléfono gratuito

Certificación LEED: qué es y requisitos

Es un sistema de clasificación de edificios ecológicos que tiene como objetivo disminuir el impacto medioambiental de la industria de la construcción. Descubre todo lo que debes saber en este post.
Certificación LEED: qué es y requisitos

El sector de la construcción, a nivel residencial y comercial, supone el 39% del total de dióxido de carbono emitido a la atmósfera; representa el 30% de los residuos sólidos (materiales desechados tras su vida útil) y genera el 20% de las aguas contaminadas. Estos datos son aportados en la Conferencia del Clima de 2015, en París. El próximo mes de diciembre se celebrará una nueva Cumbre del Clima en Madrid y la información será actualizada.

La influencia de los edificios en el medio ambiente y en nuestro futuro es una realidad, tanto, que cada vez son más las edificaciones sostenibles: bajo impacto ambiental y eficientes energéticamente. Y aquí nace la Certificación LEED.

Imagen

¿Qué es la Certificación LEED?

La Certificación LEED es el sistema de clasificación de edificios ecológicos más utilizado del mundo. No se aplica únicamente para crear edificios ecológicos aptos para el medio ambiente, sino que también ayuda a reducir los costes energéticos y, por tanto, a revalorizar las propiedades.

El objetivo de esta certificación, de carácter voluntario, es progresar en la implantación de estrategias que permitan disminuir el impacto medioambiental de la industria de la construcción.

Los proyectos con esta certificación combinan el rendimiento ambiental, económico y humano. Estas construcciones son menos costosas de operar y mantener, ya que ahorran agua y energía. Además, tienen tasas más elevadas de arrendamiento que los edificios convencionales, pues son más saludables y seguras para los ocupantes.

Se implantó enEstados Unidos en el año 1993, y desde entonces se ha utilizado en numerosos países. Las siglas LEED significan “Leadership in Energy and Environmental Design”, en castellano traducido como “Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental”.

Esta certificación fue creada por el USGBC (US Green Building Council), el Consejo de Construcción Ecológica de EE.UU; y gestionada por el GBCI (Green Business Council Inc.), organización estadounidense encargada de supervisar los procesos de certificación y acreditación del LEED.  


¿Cómo funciona?

La Certificación LEED funciona con un sistema de puntos. Las edificaciones obtienen más puntos cuantos más criterios de construcción sostenible cumplan. El número de puntos logrados determina el nivel de certificación LEED que el proyecto en cuestión recibirá.

Hay una escala con 4 niveles:

  • LEED Certified (Certificado) - 40 a 49 puntos
  • LEED Silver (Plata) - 50 a 59 puntos 
  • LEED Gold (Oro) - 60 a 79 puntos 
  • LEED Platinum (Platino) - 80 o más puntos 

Existe un máximo de 100 puntos, además de 6 posibles puntos adicionales por Innovación en el diseño y 4 puntos por Prioridad regional. A continuación, os explicamos todas las áreas.


Áreas de la Certificación LEED

Los proyectos que aspiran a la Certificación LEED deben ganar puntos en estas áreas y, basándose en el número de puntos obtenidos, un proyecto recibe uno de los cuatro niveles de calificación LEED: Certified, Silver, Gold o Platinum.

La Certificación LEED evalúa 8 áreas de actuación, incluyendo cada una de ellas una serie de criterios. Algunas de estas medidas son obligatorias y otras opcionales para la obtención del certificado. Estas son las áreas, sus criterios y los puntos concedidos a cada una:

  1. Localización y transporte: evitar el desarrollo en lugares ambientalmente sensibles o inapropiados; reducir viajes en vehículos individuales; promover la actividad física de las personas; reducir el impacto del edificio en el ambiente; proteger la vida natural cercana; promover sistemas alternativos de transporte; reducir el impacto producido por las áreas de estacionamiento. (16 puntos)
  2. Lugares sostenibles: reducir la polución por las actividades de construcción; proteger las poblaciones vulnerables; conservar las áreas naturales y recuperar las áreas afectadas, permitir la interacción entre ambientes naturales; evitar el desperdicio de agua; reducir de la contaminación lumínica. (10 puntos)
  3. Eficiencia en el uso de agua: reducir el uso de agua en exteriores y en interiores; optimizar el uso del agua durante la construcción; proporcionar almacenaje de agua; optimizar sistemas de tratamiento y enfriamiento. (10 puntos)
  4. Energía y atmósfera: garantizar el mínimo uso de energía; utilizar eficientemente la energía durante la construcción; evitar la contaminación de la atmosfera con ciertos compuestos; producir energías renovables; disminuir la emisión de CO2; incorporar nuevas tecnologías. (35 puntos)
  5. Recursos y materiales: incorporar sistemas de reciclaje; disminuir los residuos de construcción y demolición; reducir el uso de materiales con componentes tóxicos o perjudiciales; reducir el impacto de la vida útil del edificio; reducir el impacto de los materiales y del equipamiento sobre el medioambiente. (14 puntos)
  6. Calidad ambiental interna: garantizar la calidad del aire interior; optimizar la calidad acústica; mayor control térmico y lumínico; aprovechar la luz solar; lograr la conexión con entornos naturales. (15 puntos)
  7. Innovación en el diseño: lograr avances en categorías innovadoras. (6 puntos adicionales)
  8. Prioridad regional: lograr mejoras en problemas ambientales relevantes de un área específica. (4 puntos adicionales)

Imagen

Tipos de certificación LEED

Hay distintos tipos de certificación LEED. En la fase de evaluación del proyecto, uno de los primeros pasos consiste en definir qué sistema de certificación se adecúa mejor a ese proyecto. Estos son 5 tipos de certificación más relevantes:

  1. LEED para Nuevas Construcciones. Dirigido esencialmente para nuevas construcciones de oficinas comerciales, pero también ha sido aplicado a otros tipos de edificios. Todas las edificaciones comerciales, según la definición de estándar de construcción, pueden optar a este certificado: edificios de oficinas, rascacielos de edificios residenciales, edificios gubernamentales, edificios institucionales (museos, iglesias…), plantas de fabricación y laboratorios, entre otros.
  2. LEED para Edificios Existentes. Este sistema tiene el objetivo de maximizar la eficiencia operativa y reducir al mínimo los impactos ambientales de un edificio existente. Abarca todo lo relacionado en términos de limpieza y mantenimiento, programas de reciclaje, programas de mantenimiento exterior, sistemas y actualizaciones. Se puede aplicar tanto a los edificios existentes que buscan la certificación LEED por primera vez y a proyectos previamente certificados bajo LEED para nueva construcción. Tal es el caso de la certificación al emblemático Empire State Building de Nueva York, reseñado en el año 2011 con Certificación LEED Gold.
  3. LEED para Viviendas. Promueve el diseño y construcción de alto rendimiento ecológico para viviendas. Una casa “verde” usa menos energía, agua y recursos naturales, genera menos residuos, y es más saludable y confortable para sus inquilinos. Además, se traduce en una menor exposición en su interior a hongos y moho. Los beneficios de una casa certificada LEED también se perciben en el exterior: reducción de las emisiones de gases de invernadero.
  4. LEED para Desarrollo de Barrios. Integra los principios de urbanismo, crecimiento inteligente y edificio verde en el sistema de diseño del vecindario. Este diseño debe cumplir, evidentemente, con los mayores estándares de respeto por el medio ambiente.
  5. LEED para Colegios. Este sistema incluye los principios de diseño inteligente que debe tener una institución dedicada a la enseñanza.

Beneficios de la Certificación LEED

  • Retorno sobre inversión

El propio USGBC afirma que “con la Certificación LEED un edificio reduce entre el 30% y el 70% el uso de energía, del 30% al 50% el uso de agua, entre el 50% y el 80% del coste de los residuos, y el 35% de las emisiones de CO2″.

A la eficiencia energética se le añade la puramente económica ya que, además de permitir un importante ahorro económico en los gastos energéticos, un proyecto LEED incrementa el valor de arrendamiento y de reventa. Muchas empresas de proyección internacional sólo consideran edificios con el sello LEED a la hora de establecer su sede.

  • Marketing

Una edificación con certificado LEED es una herramienta de marketing muy potente, puesto que manifiesta valores críticos y comprometidos con la salud del planeta. El sello garantiza que estos valores han sido reconocidos por la organización con mayor prestigio en implantación de sostenibilidad a nivel mundial. De esta manera, los edificios certificados LEED se convierten en un referente en cuanto a respeto al medioambientey un ejemplo a seguir en la sociedad.

  • Estándar de calidad

En el sector de la construcción los estándares de calidad son enormemente variables. Sin embargo, la obtención de Certificación LEED asegura que el proyecto cumple con unos estrictos criterios internacionales a nivel de calidad que garantizarán la sostenibilidad, salud y bienestar.


¿Cuánto cuesta la Certificación LEED?

Los costes de la Certificación LEED pueden dividirse en 3:

  1. Costes de certificación. Se pagan al USGBC. Dependen de la tipología del proyecto y van acordes al tamaño de este. Por lo general, son más reducidos que los de la Certificación WELL (que explicaremos más adelante), puesto que no requieren de una visita final a cargo de la entidad certificadora.
  2. Costes de consultoría. Dependerán de la empresa contratada para gestionar el proceso certificativo del proyecto.
  3. Costes de implantación. Son aquellos devenidos de la mejora del proyecto para cumplir con los requisitos de LEED. Dependen del punto de partida del proyecto y de la capacidad de la empresa consultora para identificar áreas de ahorro económico.

¿Quién puede obtener la Certificación LEED?

Esta certificación sirve a diversos tipos de proyectos: desde comunidades, pasando por remodelaciones de edificios existentes y diseño de interiores, hasta el diseño y construcción de nuevas edificaciones.

Actualmente, hay más de 90.000 proyectos en más de 165 países que han realizado un proceso de Certificación LEED.


Top 10 países con Certificación LEED

US Green Building Council (USGBC) anunció a principios de 2019 el top 10 anual de principales países y regiones con más certificaciones, sin contar a Estados Unidos.



RANKING                                             PAÍS/REGIÓN                                                              Nº PROYECTOS             M2 BRUTOS

1CHINA CONTINENTAL 1.49468.83
2CANADÁ3.25446.81
3INDIA 89924.81
4BRASIL53116.74
5REPÚBLICA DE COREA14312.15
6TURQUÍA33710.90
7ALEMANIA3278.47
8MÉXICO3708.41
9TAIWAN 1447.30
10ESPAÑA2995.81

La lista clasifica a los países y regiones en términos de m2 brutos certificados LEED, a 31 de diciembre de 2018.


Aplicabilidad a otros contextos

La Certificación LEED, como hemos dicho anteriormente, fue creada en Estados Unidos en 1993. Desde entonces, se ha ido utilizando progresivamente en otras partes del mundo y se han discutido sus criterios aplicados en otros países, dado que la certificación está basada en normativa americana de aplicabilidad compleja o inviable en países diferentes.


LEED+WELL: El complemento perfecto

La Certificación WELL fue creada por el IWBI (International WELL Building Institute), en castellano “Instituto Internacional de Construcción WELL”; y gestionada también por el GBCI. Su conexión y semejanza con la Certificación LEED es más que evidente desde su nacimiento, pero se diferencia en que WELL establece estándares arquitectónicos que garantizan la salud y el confort de sus habitantes.

Las versiones vigentes de LEED (LEEDv4) y WELL (WELLv2) rondan el 15% de requisitos comunes, son perfectamente complementarias y aplicables tanto a edificaciones completas como a espacios independientes dentro de los mismos. Es por ello, que muchos proyectos optan hoy en día por emplearlas conjuntamentey el rendimiento del edificio se optimiza al máximo, siempre en beneficio del medio ambiente y la salud de los ocupantes.


TAGS: #