El comparador de telefonía y préstamos online.

¿Cambiar la hora supone un ahorro de energía?

Adelantar o atrasar el reloj resulta beneficioso por diversos motivos, entre ellos el reducir el gasto en iluminación pero ¿cambiar la hora supone un ahorro de energía?
¿Cambiar la hora supone un ahorro de energía?

Adaptarse a nuevos ritmos y desajustes horarios, cuesta. Dos veces al año sufrimos una especie de jet lag vinculado al cambio horario cuyo fin es aprovechar el máximo de horas de luz. Pero la pregunta es, ¿cambiar la hora supone un ahorro de energía?


Un poco de historia

El origen de esta peculiar costumbre se remonta a Estados Unidos, en particular, al político Benjamin Franklin, que parece haber sido el propulsor de algunas medidas de las que gozamos hoy día. Entre ellas, el cambio horario, propuesto para aprovechar la luz solar un mayor tiempo y así ahorrar energía.

Sin embargo, este cambio se implantó verdaderamente a partir de la Segunda Guerra Mundial, también con motivo de ahorro energético, ampliando las horas de luz natural y reduciendo el número de horas de iluminación artificial para ahorrar así un mayor porcentaje de carbón que luego sería utilizado para la guerra.

Finalizada la guerra, no se volvió a recurrir a esta medida hasta la crisis del petróleo de 1974. Los dirigentes de EE.UU y Europa Occidental en ese momento se vieron obligados a optar por esta medida para ahorrar energía. Desde entonces y hasta día de hoy, más de 70 países cambian el horario en invierno y verano.


Ahorro de energía, ¿mito o realidad?

El verdadero motivo por el que adelantamos y atrasamos nuestros relojes es para aprovechar la luz solar, ya que diversos estudios afirman que genera impactos positivos en sectores como las comunicaciones, la seguridad vial, el turismo, las condiciones de trabajo, etc.

Todo ello se traduce en mayor incidencia solar y repercute en un ahorro de iluminación tanto en hogares como en industrias. Así lo afirma un estudio realizado en el año 2014 por la Comisión Europea (CE).

En nuestro país, el Instituto Español para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) ha dejado claro que esta medida ayuda a ahorrar hasta un 5% de energía. Puede parecer un porcentaje muy bajo, pero supone un ahorro de hasta 300 millones de euros, de los cuales, 90 millones corresponden a ahorro energético en los hogares, unos 6 euros por vivienda. Los 210 millones restantes corresponden a la iluminación exterior e industrias.

En España, en el año 2011 el cambio de hora ayudó a ahorrar 1,3 TW. Aunque no todos los países obtienen el mismo ahorro y dentro de un país la diferencia entre zonas puede ser bastante significativa. Un claro ejemplo es Estados Unidos, donde el mayor ahorro corresponde al estado de California, debido a su clima cálido.

Además, con el incremento de horas de sol, la gente pasa más horas en la calle, un factor que también reduce el consumo energético dentro de los hogares.

TAGS: #