El comparador de telefonía y préstamos online.

6 consejos para ahorrar en comida

Si tu nevera está llena de comida caducada o en mal estado, quizá no estás organizando bien la compra. Sigue estos consejos y no desperdicies ni un apio.
6 consejos para ahorrar en comida

No saber organizar la compra puede hacer que gastes más de lo que necesitas. Además, la comida es algo de lo que no se puede prescindir. Hoy en Comparatodo te chivamos 6 consejos para ahorrar en comida y que sigas teniendo la despensa hasta los topes.


1. Acude a supermercados 'hard discount'

En nuestro país existen diversas franquicias de hipermercados que ofrecen productos a precios muy competitivos y con buena calidad. Son los denominados hard discount como por ejemplo Aldi, Simply o Lidl.


2. Elige tu supermercado en base a sus precios

Saca un listado de los supermercados que tengas más cerca de casa. Después, haz una lista de los productos que compras mensual o semanalmente, esos que nunca faltan en tu lista de la compra. Entra en las webs de los supermercados y haz un simulacro de compra en cada una. La cesta más barata te descubrirá cuál debe ser tu super de referencia.

La opción pro es que hagas comparaciones de precios y compres cada producto en uno. Puedes elegir un día de la semana para hacer la compra y realizar una ruta, además de ahorrar dinero, harás ejercicio. 


2. No vayas a la compra con apetito

Uno de los errores más comunes a la hora de realizar la compra es ir antes de la hora del almuerzo, ya que con cierto apetito todo te parecerá necesario y tenderás a llenar la cesta con productos preparados atractivos a la vista, como, por ejemplo, empanadas o bollería industrial.

Un estómago vacío manda señales al cerebro que incitarán la compra por impulso de estos productos que además de ser dañinos, no son del todo necesarios. Por tanto, si puedes evitarlos, conseguirás ahorrar. No queremos decir con esto que no compres una bandeja de Donuts, pero que la decisión de llevarlos a casa sea tuya y no de tu estómago.


3. Redacta una lista de la compra

La compra con previsión evita salirte del guión. Antes de plantarte en el supermercado, planifica un menú semanal, calculando el número de personas de tu domicilio, los platos que vas a cocinar y los ingredientes necesarios.

Una vez decidido el menú, haz una lista de los productos verificando aquellos que te hagan falta para seguirlo a rajatabla. Mediante este sistema,  conseguirás una lista de la compra mucho más precisa, evitando los suculentos caprichos, así no descuadrarás tu presupuesto semanal.


4. Comer sano y equilibrado es más barato

Lo que más infla el presupuesto en comida suelen ser las carnes rojas, el pescado y las comidas congeladas. Entre semana apuesta por las verduras de temporada. Son muy recurrentes para elaborar platos ingeniosos, sanos y con muchos nutrientes. Las comidas elaboradas llevan mucho más trabajo, pero a la larga consiguen un alto índice de ahorro.

Los fines de semana, son días en los que más se suele pecar en cuanto al ámbito alimenticio se refiere, ya que solemos pasar más tiempo fuera de casa. Aprovecha entonces para comer en restaurantes pescado o hamburguesas y disminuirá la ansiedad por comerlos a lo largo de la semana.


5. Aprovecha las sobras

Seguro que más de una vez te has puesto a cocinar y has acabado haciendo comida para todo el vecindario. Aunque a priori no te lo parezca, esto te hace perder dinero.

Para evitar el desperdicio de alimentos, compra comida al por mayor, puesto que sale mucho más barato. Al llegar a casa recuerda dividirla y congelarla en envases más pequeños, así no desperdiciarás nada y te durará mucho más tiempo. Por otro lado, si te ha sobrado parte de la comida de hoy, también puedes congelarla y llevártela al trabajo otro día.


6. Apuesta por las marcas genéricas

Marca blanca no es sinónimo de menor calidad. De hecho, muchas empresas fabrican productos para marcas genéricas, como Casa Tarradellas que elabora pizzas para Hacendado (Mercadona). Apenas notarás la diferencia y te ahorrarás un dinero.

TAGS: #