El comparador de telefonía y préstamos online.

4 gadgets para ahorrar en tu factura de la luz

No temas abrir el buzón. Gracias a estos ingeniosos gadgets, podrás ahorrar en tu factura de la luz invirtiendo en tecnología.
4 gadgets para ahorrar en tu factura de la luz

Cada año la factura de la luz es más costosa y, si a esto le sumamos que cada vez compramos más aparatos electrónicos que absorben energía, se nos hace imposible ahorrar. Pero en Comparatodo os presentamos unos trucos en forma de gadgets para ahorrar en tu factura de la luz.


1. Enchufes programables

Programar el encendido y apagado de algunos aparatos eléctricos es de primer curso de ahorro en el hogar. Para que te resulte más sencillo, existen los enchufes programables configurables en dispositivos que no necesitan estar encendidos durante periodos prolongados de tiempo, como por ejemplo, un calentador de agua eléctrico.

Hay de varios tipos. Los enchufes programables mecánicos están de venta en cualquier ferretería por unos 5 euros. También hay enchufes programables con conectividad inalámbrica, que son un poco más caros, pero más eficaces.

Este tipo de enchufes domóticos incluye: encender y apagar el aparato, conocer el consumo de energía y notificaciones de gasto excesivo.

Funcionan con un sistema IFTTT y entre los más destacables se encuentran Wattio (50 euros) o WeMo (60 euros). Si quieres una opción un poco más económica, el TP-Link HS100 está disponible en Amazon por 33 euros.


2. Termostatos inteligentes

Otro gadget sinónimo de ahorro es el termostato inteligente, el cual permite un control de la temperatura ideal de tu hogar. Sirve para sistemas de aire acondicionado o calefacción.

Si pasas gran parte del día fuera de casa y al llegar pones a funcionar a toda potencia la calefacción en épocas de frío o el aire acondicionado en verano, el gasto es superior que si lo hicieses en cortos periodos al día.

Estos termostatos funcionan con una aplicación móvil para tabletas o smartphones, con los que controlar la temperatura a distancia, ya estés en el trabajo o de vacaciones. Existen varias marcas que los fabrican: Netamo (160 euros) o Thermic de Wattio (170 euros), pero quizá la más conocida es Nest, de Google, que está disponible por 255 euros.


3. Disipador para radiadores

En pleno invierno, estos aparatos optimizan el consumo de calor que emana de los radiadores eléctricos para que no se desperdicie energía y no pagues más de la cuenta. Tienen forma de tubo y cuentan con unas rendijas y un ventilador en el centro que se encarga de dispersar el aire para que llegue a cualquier rincón de la habitación. Están disponibles desde 30 euros.


4. Detectores de movimiento

Probablemente sepas de su existencia por los portales de los edificios o los baños de los restaurantes. Recomendamos su uso en el hogar para ahorrar en tu factura de la luz.

Un aspecto que tienes que tener en cuenta, aunque parezca obvio, es que se activan con el movimiento, así que lo más recomendable es colocarlos en zonas estratégicas, es decir, de poco tránsito, como por ejemplo en los pasillos.

TAGS: #