El comparador de telefonía y préstamos online.

4 consejos para ahorrar en las vacaciones de verano

En Comparatodo te damos cuatro consejos para ahorrar en las vacaciones de verano y que el dinero deje de ser un problema. Podrás pasarlo bien de una forma más económica siguiendo nuestros consejos.
4 consejos para ahorrar en las vacaciones de verano

Si no viajas es porque no quieres. Se acabó la excusa del dinero, porque siguiendo estos cuatro consejos para ahorrar en las vacaciones de verano, disfrutarás como nadie sin necesidad de dejarte el sueldo.


1. Aprovecha las mejores ofertas

Si tienes las fechas de tu viaje muy claras y estás bastante seguro de que no sucederá algún imprevisto por el que tengas que cambiar los días, lo mejor es que compres con antelación, ya sean tus billetes de avión o el alojamiento. Tanto si buscas por tu cuenta como si lo contratas a través de una agencia de viajes, normalmente suele haber buenas ofertas comprando con mucho tiempo de antelación.

Si, por el contrario eres de los que lo deja todo para última hora, también puedes encontrar algunas ofertas. Es una opción más arriesgada pero, si no tienes preferencia por el lugar de destino, puede salirte más barato. Eso sí, tanto si lo haces con tiempo como si no, busca entre varias opciones. Hay muchas páginas web en las que podrás comparar precios y no debes conformate con lo primero que veas.

Ofertas en alojamiento: ten en cuenta la situación del hotel, ya que uno en el centro es siempre más caro que en la periferia. Sin embargo, a veces compensa pagar más para tener los sitios de interés más cerca. También existen alojamientos más baratos que los hoteles, como hostales, albergues, campings o pisos de alquiler, que tienen una relación calidad-precio muy buena. Es recomendable que eches un vistazo a los comentarios y opiniones de otros usuarios para hacerte una idea de las condiciones del establecimiento.

Ofertas en transporte: si tus fechas son flexibles, evita volar cuando más gente lo hace, esto es, fines de semana y principios, mediados o finales de mes. Si vas a un sitio más cercano o en tu lugar de destino necesitas moverte por carretera, a veces alquilar un coche es la opción más rentable, sobre todo, si no existe buena combinación de transporte público. Compartir un coche supone un buen ahorro económico, pero no desestimes el autobús o el metro, ya que comprando algún bono o tarjeta turística puedes gastarte menos dinero.


2. Ahorra en comida y bebida

Cuando viajas a otro país, los precios en la comida pueden ser muy diferentes a los que estás acostumbrado a ver en España. Lo más económico será comprar tu comida en un supermercado de la zona. Si tu alojamiento o habitación dispone de una nevera o una cocina, podrás incluso cocinar tú o guardar algo de comida para llevarte a las excursiones que realices.

Si cuando viajas no tienes ganas de cocinar y prefieres llegar a mesa puerta, el bufé libre de los hoteles, aunque sea menos económico, hará que te llenes y te cargues de energía para aguantar todo el día de turismo que tienes por delante, sin tener que picotear entre horas con cualquier cosa y a cualquier precio. Si puedes, evita los restaurantes más turíticos que se encuentran en las zonas más céntricas y tienen unos precios desorbitados.

Además, algo muy importante es el agua. Si vas a visitar una ciudad en verano, hacer rutas de senderismo o cualquier otra actiidad que requiera de esfuerzo, necesitarás hidratarte. El agua embotellada es la opción más común, pero puede que acabes gastándote un dineral. Por tanto, debes informarte sobre la potabilidad del agua corriente, ya que si fuera apta para el cnsumo, puedes rellenar tu botella y ahorrar.


3. En el coche...

No te pases con la carga. Si vas a viajar en tu propio coche, llevar excesivo equipaje acaba notándose en el incremento del combustible. Por cada 100 kilos, el consumo de combustible aumenta un 5%. Por eso, es recomendable llevar solo lo imprescindible en tu maleta.

Algo que también puede hacer que aumente el gasto en gasolina es conducir con poca presión en las ruedas. Antes de salir de casa, revisa bien tu coche y asegúrate de que las ruedas están en perfecto estado y correctamente hinchadas.


4. Lo gratis también es divertido

Viajar no significa estar gastando dinero continuamente. Pasarlo bien puede ser también gratis y no es necesario dejarte el sueldo en el ocio. Hay muchas zonas que puedes descubrir, edificios impresionantes que fotografiar, grandes parques frescos y bonitos para pasear o museos a los que puedes acceder de forma grauita durante todo el año o en algunas fechas determinadas. Si tu destino es la playa, puedes organizar un picnic, correr o pasear por la orilla del mar y darte un buen chapuzón sin gastarte ni un solo euro.


Otros artículos que pueden interesarte:


Consejos para ahorrar en tus billetes de avión

Trucos y consejos para ahorrar en tus viajes

Cómo ahorrar aire acondicionado en verano

Consejos para ahorrar electricidad este verano

TAGS: #