NOTICIAS

¿Qué tipos de tarjetas de crédito existen?

Hoy en día no podemos salir de casa sin las tarjetas de crédito, pero debes conocerlas bien para hacer un buen uso de ellas. En Comparatodo te contamos qué tipos de tarjetas de crédito existen.

Tarjetas de crédito: características

Las tarjetas de crédito son instrumentos financieros de pago que permiten a la persona que posee dicha tarjeta acceder a un saldo superior al disponible en su cuenta corriente bancaria. El dinero es adelantado al cliente para que este pueda devolverlo más adelante.

Las tarjetas de crédito tienen un límite de dinero del que puedes disponer, bien para realizar pagos a través de ella o bien para retirar dinero en efectivo. Las formas de devolución del dinero son muy dispares y dependen del tipo de tarjeta de crédito que sea.

Las tarjetas conllevan el cobro de una cuota anual de mantenimiento, aunque las condiciones varían según el banco y el tipo de tarjeta que se contrate.

Algunos requisitos para obtener una tarjeta de crédito son ser mayor de edad y presentar un comprobante de los ingresos y un certificado de los bienes que posee el cliente. Así, se acredita que el titular podrá saldar los pagos correspondientes y hacer frente al crédito prestado por su banco.


Las tarjetas de crédito en función del pago

Dependiendo de la forma en la que se devuelve el crédito obtenido, las tarjetas de crédito se clasifican en:

Tarjetas de crédito

El cliente que disponga de esta tarjeta debe devolver el dinero al mes siguiente y no paga ningún tipo de interés por el crédito dispuesto, pero sí por las disposiciones de efectivo. Por lo general, la devolución se debe hacer en los primeros cinco días del mes siguiente, pero se podrá aplazar el pago, añadiendo intereses.

Tarjeta revolving o de pago fraccionado

Con estas tarjetas, todas las compras realizadas se aplazan con unos intereses. El cliente puede elegir cómo devolver el dinero: a través de un porcentaje del saldo pendiente o pagando una cuota fija mes a mes. En ambos casos de devolución, se incluyen los intereses de aplazamiento.

En conclusión, con las tarjetas de crédito “no revolving”, el cliente puede devolver todo el dinero usado al mes siguiente de uso, los gastos se cargan un día concreto y sin ningún tipo de interés, mientras que con las tarjetas revolving, todas las compras se aplazan automáticamente, incluyendo intereses y comisiones.


Tarjetas de crédito en función del emisor

Tarjetas bancarias

Son emitidas por las propias entidades financieras. Pueden ser tarjetas personales, diseñadas para cubrir las necesidades de los pagos derivados de la compra de bienes y servicios del consumo privado de una persona, o tarjetas de empresa, aquellas destinadas a cubrir los gastos de aprovisionamiento, viajes y representación de las empresas. Estas tarjetas operan con marca VISA o Mastercard y pueden ser usadas en todos los establecimientos adheridos a la marca.

Tarjetas no bancarias o privadas

Son emitidas por un emisor privado, no por una entidad financiera. Suelen estar destinadas al pago de viajes y otros entretenimientos personales. Algunos ejemplos son: American Express, Diners Club o JCB. Estas tarjetas pueden ser utilizadas solo en una red limitada de establecimientos.


Tarjetas de crédito en función de la edad

Tarjetas de crédito para jóvenes

Son conocidas como el Carnet +26. Presentan un límite de crédito bastante bajo, pero aportan algunos beneficios a su titular, como descuentos en cursos o créditos a bajo interés para la compra de una vivienda, un coche o estudios. Están pensadas, sobre todo, para estudiantes. Se puede acceder a ellas a partir de la mayoría de edad y máximo hasta los 30 años. La edad comprendida para poder adquirir estas tarjetas dependerá de la entidad.

Tarjetas de crédito para adultos

Con estas tarjetas se puede acceder a una cantidad de dinero mayor e incluso algunas no tienen ningún tipo de restricción. Dentro de este tipo, podemos encontrar las tarjetas platino y las tarjetas oro, que ofrecen un límite de crédito mayor a los titulares y menos comisiones. Suelen ofrecerse a clientes considerados VIP y tienen gran prestigio internacional.

Tarjetas de crédito para mayores de 60 años

Estas tarjetas están destinadas exclusivamente para personas con una edad superior a los 60 años. Ofrecen ventajas a su titular, como descuentos en establecimientos, viajes o adelantes de las pensiones.

TAGS: #