NOTICIAS

Tipos de préstamos personales y sus características

En Comparatodo te contamos los tipos de préstamos personales y sus características para que no tengas dudas a la hora de solicitarlos. Deberás tener en cuenta qué gasto quieres cubrir al solicitarlos.

Préstamos: definición

Los préstamos son acuerdos entre dos partes: un prestamista y un prestatario. Una entidad o persona presta dinero a un particular, que tendrá que devolver dicha cantidad más unos intereses que se generan en un plazo acordado por ambas partes.

Los préstamos personales se refieren a cuando una persona solicita financiación para sus propios gastos, como para pagar una hipoteca de una vivienda o financiar la compra de un coche. Además, una de las características de estos préstamos personales es que tienen garantía personal, no necesitan un aval, sino que la garantía son nuestros bienes presentes y futuros. Suelen ser a corto o medio plazo, son fáciles de tramitar y varias instituciones financieras ofrecen este tipo de préstamos.


Tipos de préstamos personales


Préstamos personales de entidades bancarias

Son los préstamos más comunes y los que todo el mundo conoce. Son aquellos préstamos que se solicitan a los bancos. Destacan por la seguridad y fiabilidad, ya que son entidades con poder financiero que disponen de fondos suficientes para llevar a cabo la operación. Los intereses que cobran los bancos dependen de cada entidad, pero son relativamente altos.

Son muy exigentes en cuanto a las condiciones a la hora de pedir un préstamo, pues se necesita tener una nómina fija con un salario medio-alto, y no puedes tener deudas pendientes.


Prestamistas privados e instituciones

También existen personas físicas que pueden otorgar préstamos personales legalmente. Estas personas pueden tener una profesión diferente a la de las finanzas, pero si disponen de una posición económica que les permita conceder préstamos a otras personas, podrán hacerlo. Eso sí, siempre a través de un contrato y, a veces, con un notario de por medio. Estos tipos de préstamo tienen unos intereses demasiado elevados.


Minicréditos rápidos online

Se trata de préstamos personales de pequeñas cantidades de dinero, normalmente no más de 1.000 euros, dirigidos a cubrir imprevistos y pequeños gastos, como pueden ser multas, facturas o pequeños viajes.

Estos préstamos son concedidos por entidades privadas y se devuelven en un plazo de un mes o menos. Lo más importante es la rapidez y la sencillez, pues en menos de 10 o 15 minutos puedes tener el dinero a tu disposición en tu cuenta corriente y el proceso de solicitud es muy fácil y no requiere tener conocimiento en economía o finanzas.

La solicitud de los minicréditos se hace a través de la página web de la entidad o, en casos excepcionales, por teléfono. Si buscas uno, en nuestro Comparador encontrarás diferentes empresas que ofrecen préstamos de este tipo. Podrás compararlas todas y escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

La TAE de estos préstamos puede llegar a ser muy elevada, pudiendo superar el 1.000%. Los requisitos más habituales son: tener mínimo 21 años, disponer de unos ingresos demostrables, no estar en un fichero de morosos (solo en algunos casos; en otros, no es un requisito) y poseer una cuenta bancaria en un banco en España o en un banco online.


Préstamos personales según el tipo de interés

Interés fijo: los préstamos personales de interés fijo aseguran el interés que cobrarás cada mes por el dinero que has solicitado. Con ellos, te arriesgas a que, si los tipos de interés disminuyen, no podrás beneficiarte de ello, pero también te protege si se produce una posible subida.

Interés variable: el tipo de interés va cambiando durante el tiempo de amortización del crédito. Se toma como referencia un índice o tipo, por lo que el cliente paga lo que marca ese tipo en el momento de su revisión para otro porcentaje que es fijo y que es el beneficio que aplica el banco.

Interés mixto: se combina el interés fijo y el interés variable. El interés fijo se suele aplicar durante un primer tiempo y, después, se inicia un nuevo periodo con el interés variable.


Préstamos personales según su finalidad

Préstamos auto: estos préstamos están destinados a la compra de un coche. Plazo de devolución: entre 5 y 8 años.

Préstamos de estudio: para cubrir los gastos de una matrícula universitaria, un máster, un curso en el extranjero, etc.

Préstamos para la reforma del hogar: dirigido a reformas y reparaciones dentro de tu casa.

Préstamos consumo: préstamos que ofrecen muchas superficies comerciales o establecimientos. Es una oportunidad para adquirir algún bien, como una televisión, un ordenador o algún electrodoméstico, de alto precio y poder pagarlo en 6, 12 o 18 meses.

Préstamo anticipo de nómina: el banco adelanta una cantidad de dinero proporcional a la nómina.

Préstamo viaje: para financiar un viaje.

TAGS: #