NOTICIAS

Qué hacer en caso de pérdida o robo de un móvil

Que te roben el móvil es casi peor a que te roben la cartera. No puedes evitar el robo, pero puedes tomar precauciones para reducir el daño.

Hoy en día que te roben el móvil es casi peor a que te roben la cartera. Y es que ese pequeño dispositivo que nos cabe en el bolsillo, guarda en su interior toda nuestra vida: fotos de hace años, datos confidenciales, documentos, tarjetas de crédito, claves y contraseñas, números de teléfono, nuestra cuenta de Netflix…

Lo más seguro es que si te lo roban, no vuelvas a recuperarlo y termine en una tienda de segunda mano o en un artículo a la venta en Wallapop. Sin embargo, eso no nos impide ser previsores y minimizar los daños todo lo que podamos. Para ello, es fundamental que tomes medidas antes y después del robo o la pérdida del dispositivo. ¿Quieres saber cómo? Quédate con nosotros y te lo contamos todo. 

Qué hacer en caso de pérdida o robo de un móvil

Para estar prevenido ante la pérdida o la sustracción de tu teléfono móvil, lo mejor será que sigas estos dos pasos:

1. Protege tu móvil después de comprarlo

Parece que cuando nos compramos un móvil estamos demasiado emocionados como para pensar en las consecuencias de perderlo. Sin embargo, a veces ese razonamiento puede salvarnos de un gran susto en el futuro. A continuación, te detallamos todas las acciones que deberías llevar a cabo durante y después del proceso de compra de tu Smartphone. 

Consejos para prevenir

  • Solicita y guarda la factura de la compra. Existe el mito de que la factura sólo existe para solicitar la devolución o la reparación del dispositivo. Sin embargo, este documento tiene mucho más poder, ya que es lo único que acredita que somos el propietario del producto, gracias al número de serie. 
  • Apunta y guarda el IMEI. Esto es, básicamente, la huella digital de un teléfono móvil. Se trata de un código numérico de 15 dígitos y se puede ver en el embalaje del terminal o pulsando *#06#.
  • Establece PIN o patrón para bloquear la pantalla. De esta forma, si te roban el móvil y esté encendido, no podrán utilizarlo sin conocer la contraseña de desbloqueo.
  • Descárgate una app de rastreo para localizar tu dispositivo. Con la app de Google,Encontrar mi dispositivo, puedes saber dónde está tu móvil, gracias a la geolocalización GPS. Sólo tienes que acceder a ella desde un ordenador u otro dispositivo Android e introducir tus datos de usuario. Apple también tiene su propia aplicación de rastreo: Buscar mi iPhone. Ambos llevan incorporado un sistema de alarma, de tal forma que, al activarlo, tu dispositivo empezará a emitir un fuerte sonido para que puedas encontrarlo. Así que, si eres de los que se deja el móvil tirado por casa, esta función te interesa. Además, puedes activar el borrado automático en caso de que haya más de tres intentos fallidos al introducir la contraseña. De este modo, si te roban el móvil e intentan desbloquearlo, todos tus datos se borrarán y el teléfono volverá a su estado de fábrica. La aplicación de Samsung, Find my mobile, te ofrece la posibilidad de realizar una copia de seguridad antes de borrar los datos. Sin embargo, debes tener en cuenta de que estas aplicaciones solo serán útiles cuando tu móvil esté encendido y tenga conexión a internet. 
  • Activa la opción cifrado. Puedes hacerlo en la siguiente ruta: Ajustes > Seguridad > Cifrado. Tendrás que poner una contraseña PIN o patrón que tendrás que introducir al encender el móvil. El proceso de cifrado tarda aproximadamente una hora. Si tienes un iPhone o un Android 6.0 o superior, no te preocupes por este paso, porque tus datos ya están cifrados. 
  • Haz copias de seguridad con cierta frecuencia. La mayoría de las veces, lo que más nos duele de perder el teléfono es no poder recuperar todos lo que teníamos guardado en él: contactos, fotos, vídeos... Para evitar que te pase eso, haz un backup semanal. Si tienes un Android, utiliza tu cuenta de Google para hacer la copia de seguridad; si tienes un iPhone, puedes usar iCloud.

 

2. Protege tus datos después del robo o la pérdida.

Seguramente, cuando veas que te falta el móvil, entres en un estado de shock. Sin embargo, eso es lo último que debes hacer. En estos casos, lo importante es actuar con rapidez y pensar con la cabeza fría. Aquí tienes una guía que te será de gran ayuda. 

  • Intenta localizar tu móvil. Con la función GPS de la app de rescate verás en un mapa donde está. 
  • Bloquea la tarjeta SIM. Lo primero que tienes que hacer cuando sepas que has perdido el móvil es llamar a tu operadora para que bloquee tu SIM. De lo contrario, tendrás que asumir todos los consumos que realice la persona que te ha robado el teléfono.
  • Cambia todas las contraseñas. Una de las medidas más importantes es cambiar las contraseñas de todas las aplicaciones que guarden información sensible para evitar que un extraño puede acceder a ellas.
  • Bloquea las tarjetas bancarias. Puedes hacerlo desde la propia app de tu banco o llamando al servicio de Atención al Cliente. 
  • Borra todo lo importante. Como hemos mencionado anteriormente, existen aplicaciones desde las que puedes activar el borrado automático de todos tus datos en caso de pérdida o robo de tu móvil. De esta forma, nadie podrá acceder a tu información confidencial. Eso sí, cuando el teléfono quede restaurado de fábrica, ya no podrás geolocalizarlo.
  • Pon una denuncia en la comisaría. Para poner una denuncia por pérdida o robo en la comisaría, necesitarás dar el código IMEI. Si tienes un seguro que cubra este supuesto, presta especial atención al redactar la denuncia, ya que ésta será la única prueba del robo. 
  • Pide a tu compañía el bloqueo del terminal. El último paso es bloquear el teléfono para que no puedan utilizarlo ni con otra tarjeta SIM. Lo malo es que tu operadora solo podrá bloquearlo a nivel nacional, por lo que se podrá utilizar en el extranjero. 

 

¿Qué pasa si utilizan mi móvil para un uso fraudulento? 

Si te roban el móvil, es muy posible que intenten realizar alguna compra con él antes de que puedas bloquearlo o denunciar la sustracción del terminal. En este caso, estás protegido por la Ley de Servicios de Pago, que dice que, si tu dispositivo almacena datos de tus tarjetas de crédito, el dueño del teléfono sólo se hace cargo de los gastos hasta los primeros 150 euros. Por encima de este límite, tu entidad bancaria se haría cargo del fraude. En caso de que no sea así, tendrás que recurrir al Servicio de Atención al Cliente de tu banco e interponer una reclamación.  

 

¿Cómo recuperar mi móvil después de bloquear la SIM? 

Una vez hayas bloqueado la SIM de tu teléfono, puedes solicitar un reemplazo o duplicado de la tarjeta. De esta forma, dejarás inservible la tarjeta robada y empezar a utilizar otra con el mismo número de teléfono. Para pedir el duplicado, tendrás que acudir a la tienda física de tu operador o solicitarlo desde la página web. Esto conlleva un coste de 6 euros. 



Otros artículos que te pueden interesar:

TAGS: #