NOTICIAS

Plan de pensiones: ventajas e inconvenientes

Aunque no existe una edad específica, es conveniente contratar un plan de pensión cuánto antes. ¿Conoces sus ventajas e inconvenientes?
Los planes de pensiones están pensados para proporcionar a las personas que los solicitan una jubilación tranquila y sin percances. En el post de hoy te vamos a comentar las principales ventajas e inconvenientes de estos productos financieros para ayudarte a decidir.


¿Qué es un plan de pensiones y cómo funciona?

Desde el año 2008 el futuro de las jubilaciones se ha vuelto de un color gris oscuro que asusta. Agentes como la crisis económica,  demográfica y los problemas en el modelo de la Seguridad Social, hacen saltar las alarmas sobre las prestaciones públicas en los próximos años. Pese a ello, seguimos confiando en tener un futuro prometedor en el que disfrutar de nuestra pensión sin percances.

Por este motivo muchas personas deciden contratar un plan de pensiones privados que les garantice un colchón financiero por si las cosas se tuercen. Por su parte, el plan de pensiones es un producto financiero a largo plazo cuya finalidad es acumular pequeñas cantidades de dinero para que el cliente no pierda capacidad adquisitiva en el momento de su jubilación y que además sea un complemento al sistema público de pensiones.

El funcionamiento de los planes de pensiones privados es el siguiente: el cliente de una determinada entidad financiera decide invertir el capital en el plan y los gestores del fondo de pensiones se encargan de hacer crecer el dinero invirtiéndolo según los límites que marca la política de inversión.


Diferencias entre plan de pensiones y fondos de pensiones

Estos dos términos pueden parecer sinónimos, pero en realidad son productos financieros diferentes. Veámoslos por separado:

Como hemos dicho, los planes de pensiones son productos financieros de carácter privado que se contratan de manera voluntaria y dotan al cliente del derecho de disfrutar del capital ahorrado una vez se produzca la jubilación.

Asimismo, los fondos de pensiones están formados por uno o varios planes de pensiones y constituyen un gran patrimonio, además comprenden a muchos ahorradores en su estructura. Tienen por finalidad dar cumplimiento a los planes de pensiones.


Ventajas de los planes de pensiones

1. Los beneficios fiscales son la mayor ventaja de los planes de pensión. Las aportaciones realizadas por el cliente a su plan, disminuyen la base imponible del IRPF, y consecuentemente reducen el importe de los impuestos que el ahorrador ha de pagar o en su defecto aumenta en la devolución de Hacienda.

2. Un mismo cliente de una entidad financiera puede tener varios planes de pensión simultáneamente siempre y cuando las aportaciones económicas superen los máximos fiscales permitidos. Actualmente el máximo está fijado en 8.000 euros.

3. Tienen varias opciones de rescate: rescate en forma de capital, en forma de renta o una combinación de ambos, es decir, rescate mixto.

4. Posibilidad de elegir el tipo de inversión  y traspasar el ahorro de un plan de pensión a otro (en caso de que el cliente tenga más de uno). Esta característica permite invertir en mercados de renta fija o variable en función de las circunstancias económicas, el perfil del inversor y los años que le queden al ahorrador para jubilarse.

5. Existen multitud de opciones. En el mercado español hay registrados más de 1.300 planes de pensiones distintos, agrupados en 15 categorías y esto permite encontrar el producto financiero acorde al perfil del cliente.

6. El cliente puede decidir cuánto dinero quiere aportar mensualmente a su plan de pensiones, y si en algún momento no le es posible pagarlo siempre puede paralizarlo. Además, los planes de pensiones no se pueden embargar.

7. Se puede considerar como una ayuda a la pensión de la Seguridad Social, dado el futuro incierto de las mismas. Dormiremos más tranquilos sabiendo que tenemos una renta mensual garantizada.


Inconvenientes de los planes de pensiones

1. Existe una penalización por la retirada del dinero. Al tratarse de un producto ilíquido, el cliente no puede retirar su dinero hasta que llegue el momento de su jubilación, se de alguna situación contemplada en la cláusula como la muerte del titular o hayan pasado 10 años desde la primera aportación. En caso contrario, el cliente podría perder gran parte del dinero y los beneficios  que ha ganado.

2. Tiene menor rentabilidad que un fondo de inversión y además no está garantizada, depende de las inversiones realizadas. En algunos casos incluso se puede llegar a perder dinero si no se hace correctamente.

3. Comisiones: los impuestos no son el único coste que el cliente debe afrontar, también se deben considerar las comisiones de gestión, que en algunos casos pueden ser del 1% y también las comisiones de depósito (0,25%).

TAGS: #