NOTICIAS

Manipular el contador de la luz: en qué consiste y consecuencias de hacerlo.

Según la CNMC, los fraudes por manipular el contador suponen pérdidas de hasta 150 millones de euros que, posteriormente, incrementan el precio de la luz.

Probablemente no es la primera vez que escuchas expresiones como "estar enganchado a la luz" o "tener puenteado el contador", ambas son evidencias de una práctica completamente ilegal.

Algunas familias, en busca de pagar menos luz, deciden manipular el contador. De hecho, hay técnicos especializados que cobran por realizar este tipo de fraude. A través de un puente de cobre en un contador inteligente se consigue reducir el consumo a la mitad, ya que la energía pasaría primero por este puente y parte de ella no quedaría registrada en el contador.

Las empresas distribuidoras han tomado medidas ante este "robo de energía" y han instalado unos totalizadores de zona, con los que pueden identificar rápidamente dónde se está produciendo la manipulación del contador al comprobar que los consumos enviados por los otros contadores de la zona no coinciden con los del hogar sospechoso.

Además, si se produce una inspección, los especialistas pueden saber a simple vista que el contador ha sido manipulado, por lo que os recomiendo que, si queréis ahorrar energía, no realicéis este tipo de prácticas. Es preferible que habléis con vuestra distribuidora para elegir la tarifa eléctrica más económica y hagáis un seguimiento de vuestro consumo, para ajustar la potencia que tenéis contratada.

Consecuencias de manipular el contador de la luz

Si estás pensando en manipular tu contador de la luz para ahorrar energía, piénsatelo dos veces, porque el fraude te puede salir muy caro. De hecho, al manipular un equipo de medida y control estarías incurriendo en un delito del Código Penal, según el artículo 255 de la Ley Orgánica 15/2003.

A continuación, tienes las consecuencias a las que deberías enfrentarte.

  • Una multa que puede variar entre los 1.000€ y los 2.000€, mucho más de lo que habrías pagado con tu inflada factura de la luz. El importe de multa será el correspondiente a pagar el año del fraude como si hubieras estado consumiendo energía a la máxima potencia todos los días durante 6 horas. En el caso del gas, se te cobrará el consumo de 6 horas diarias utilizando al 50% la capacidad de tu contador sin que se excedan las 1.080 horas.
  • El coste de las facturas del resto de consumidores se encarecen. Las empresas distribuidoras nunca pierden; son el resto de hogares los que pagan las pérdidas de energía mediante una subida en el precio de la luz. Según la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y la Competencia), estos fraudes provocan una pérdida de 150 millones de euros, una cantidad que el resto de los consumidores tiene que asumir en su próximas facturas.
  • Pagar el doble por los derechos de enganche. Si te pillan cometiendo este tipo de delito, la empresa distribuidora puede suspender libremente tu suministro de la luz. Así que tendrás que volver a darla de alta y abonar el doble de los derechos de enganche.
  • Ir a juicio. Como al cometer cualquier delito, tendrás que ir a juicio. En este caso, será un juicio verbal y, si la multa supera los 2.000€, además necesitarás un abogado.


¿Qué hacer si he manipulado el contador o me acusan de hacerlo?

  1. Pagar la cantidad que te piden. De lo contrario, te cortarán la luz. Si no pudieras asumir el coste de la multa al completo, puedes llamar a tu comercializadora para solicitar un pago fraccionado de la misma.
  2. Rellenar la demanda e imprimir tres copias, una para ti y las otras dos para ellos.
  3. Llevar las 3 copias al Juzgado de Primera Instancia que te corresponde por tu código postal. La copia del juez debe llevar adjuntos todos los documentos necesarios para tu defensa.
  4. Recibirás una carta para una citación a un juicio verbal, en el que no necesitarás de la presencia de un abogado, a menos que tu multa ascienda a más de 2.000€.
TAGS: #