NOTICIAS

Lectura real y estimada de los contadores de gas y luz

Puede resultar complicado entender la lectura de nuestro contador de luz y gas, así como los términos de la factura. Por eso, te lo vamos a explicar todo.

En ocasiones, es complicado comprender todo aquello que tiene que ver con la energía de nuestro hogar, ya sea porque acabamos de independizarnos o cambiamos de vivienda. Algo que debemos saber en primer lugar es que, según la Ley, se establece que la lectura de la energía, ya sea de luz o gas, se llevará a cabo por la empresa suministradora que tengas contratada cuando la potencia no sea superior a 15kW, cada dos meses y sin costes adicionales.

El problema llega cuando somos nosotros, los consumidores, los que nos toca de realizar la lectura del contador. Esto puede deberse a que el encargado de la empresa no haya podido acceder al contador porque no estuvieras en tu hogar, o porque tengas activado el contador inteligente. Además, dentro de la propia lectura del contador, tenemos que diferenciar entre la lectura real y la estimada de la luz y el gas. Aunque ahora te parezcan algo lioso, vas a comprobar que no es tan complicado.

Si además, estás preocupado/a por el ahorro eléctrico en el hogar, mira nuestro comparador de ofertas de energía.

Lectura estimada con contador inteligente

Cuando hablamos de la lectura estimada de tu contador, nos referimos a la situación que se da cuando la empresa distribuidora de energía no tiene acceso a la lectura de tu contador en tu hogar. Si esto ocurre, el encargado dejará un aviso en tu vivienda con toda la información que debes aportar, un teléfono de contacto y una dirección web, para que tú mismo realices la lectura y puedas enviársela a tu compañía. Tienes un plazo de dos meses para hacérsela llegar a la empresa y, en el caso que no llegue, será la distribuidora la que realice una estimación del consumo que has hecho en tu hogar, todo ello teniendo en cuenta el consumo que haces habitualmente y según la Ley vigente.

En el momento en el que la empresa de energía que tengas contratada tenga acceso a tu contador de luz, se realizará una refacturación. Esto quiere decir que si en la factura estimada es mayor el consumo que en la factura real, se te abonará la diferencia. Por el contrario, si se te ha cobrado un importe menor al que resulta en la factura de la lectura real, tendrás que pagar la diferencia.

Hasta el momento, solo existen contadores inteligentes para la luz, por lo que si hablamos del gas sigue teniéndose que hacer una lectura en persona. Un contador inteligente puede llegar a terminar con las lecturas estimadas, ya que hace la lectura a distancia y en sus facturas aparecen los datos reales.

Sin embargo, si disponemos de un contador inteligente, tenemos que tener activado la opción de “telegestión”, para que se consiga hacer una lectura real y la empresa tenga pueda mandarte el recibo correctamente cada mes. En el caso que no se tenga activado, se realizará una lectura estimada, esto puede suceder según la cobertura 3G que haya en la zona en la que vivamos.

Obligación de lectura real de un contador de gas

Tal y como hablábamos de los contadores de luz, pasamos a los de gas. Tenemos que saber que la distribuidora de energía que tengamos contratada tiene una obligación de tomar una lectura real de tu contador. Según la Ley vigente, tiene como obligación tomar al menos 1 lectura real del contador de gas cada 12 meses, para que pueda establecer el consumo real que haces del gas en tu factura, y para hacer las lecturas estimadas.

En el mercado actual, hay diferentes tipos de contadores de gas natural que, según sus características, son más aptos para instalarse en viviendas o en grandes empresas o fábricas. El contador de membrana es el más popular y común en los hogares, ya que su lectura puede llevarse a cabo tanto por la suministradora como por ti mismo. El consumo de gas vendrá reflejado en la pantalla del contador en metros cúbicos, pero tú deberás fijarte en la secuencia numérica que tienes en la parte izquierda de la coma, que son los que tienes que aportar si eres tú el que toma la lectura o si fuera el encargado de la empresa de energía.

Obligación de lectura real de un contador de luz

En el caso de la lectura real del contador de luz de nuestra vivienda, pasa lo mismo que con el gas. Las empresas distribuidoras de energía tienen como obligación realizar 1 lectura real de tu contador de luz cada 12 meses, como mínimo. Pueden darse más lecturas reales pero en ningún caso ninguna. De esta forma, tu compañía suministradora de luz puede tener constancia del consumo real que haces de luz en tu casa y hacer lecturas estimadas si se diera el caso de no poder tomar una lectura real cuando se necesite.



TAGS: #