NOTICIAS

¿Desaparecerán las sucursales bancarias físicas?

En una sociedad tan digitalizada, es probable que en un futuro desaparezcan las sucursales bancarias físicas. Sin embargo, aún tienen funciones necesarias y se están empezando a reinventar.

El declive de las oficinas bancarias físicas

Las oficinas físicas de los bancos que todos conocemos en la actualidad, acabarán desapareciendo. Sin embargo, eso no significa que las sucursales bancarias vayan a dejar de existir, sino que se reinventarán en una era en la que internet es el centro de todas las operaciones. Se está formado un nuevo concepto de oficina bancaria que acabará con las sucursales que conocemos actualmente, pues el mantenimiento de esas instalaciones supone un coste para los bancos.

En 2017 en España, se calcula que, de más de 28.000 sucursales, desaparecieron más de 1.000 en solo nueve meses. Pero el descenso es todavía mayor si lo comparamos con el año 2008, en el que había 46.000 oficinas abiertas. La tendencia es que el número de sucursales siga bajando, pero es probable que no se cierren completamente, sino que aparezca un nuevo concepto de oficina.

Muchos prefieren realizar las transacciones bancarias a través de medios digitales, por lo que las sucursales tendrán que transformarse y enfocarse en actividades puramente comerciales y de relacionamiento si quieren seguir existiendo.


La necesidad de un asesor personal

Al desaparecer las instalaciones físicas de las sucursales bancarias, también desaparecerán las personas a las que acudíamos a pedir información sobre nuestra cuenta bancarias, sobre qué nos convenía a la hora de realizar alguna operación o algún movimiento con nuestro dinero, etc.

Esa figura del asesor personal que nos ayuda y nos aconseja es imprescindible, y es uno de los puntos fuertes con los que cuentan las sucursales. Esas personas ofrecen confianza y fiabilidad a los clientes, lo que puede ayudar a conseguir más fidelidad en uno u otro banco.

Aun así, existen personas que son más independientes y prefieren oficinas que ofrezcan un self-service, un autoservicio. No necesitan una persona que esté pendiente continuamente de las acciones que realiza. Así, se pueden evitar colas y se agilizan las operaciones.


Ejemplos de oficinas modernas

El grupo CaixaBank fue el primer banco español que integró el nuevo concepto de oficina bancaria. En 2016 presentó espacios en los que la atención al cliente era la principal necesidad que satisfacer. Al crear estas oficinas, se desecharon paredes y se incluyeron espacios con mesas y sillas.

Además, han creado un nuevo proyecto de su banca móvil, imaginBank, una entidad online que no tiene oficina bancaria física. Funciona a través de los dispositivos tecnológicos, como smartphones o tablets. ImaginBank está dirigida, sobre todo, a la generación de jóvenes de entre 20 y 35 años. Sus principales servicios financieros son completamente gratuitos.


Qué es el Fintech y cómo afecta a los bancos

Fintech es una palabra inglesa que nace de la fusión de las palabras finance y technology. En español, significa tecnología financiera y consiste en un grupo de empresas que ofertan a sus clientes productos y servicios financieros innovadores, mediante la utilización de las tecnologías de las TICs. Son startups que usan la tecnología financiera como medio para abaratar costes y simplificar los procesos. Es un servicio muy eficiente en internet.

La mayoría de las compañías fintech no tienen presencia física en forma de sucursales y se centran en dar una experiencia solo digital. Son plataformas de crowdlending, crowdfundig, préstamos de personas a personas sin la intervención de los bancos, factoring, etc.

Las fintech se están convirtiendo en empresas intermediarias que abarcan multitud de ámbitos dentro del mundo financiero y cada vez se van posicionando mejor en el mercado, pudiendo llegar a reemplazar a los propios bancos. Este sector se ha multiplicado en los últimos años y ya existen muchas compañías españolas. Algunas de ellas son Kantox, Fintonic, Lanzanos, Zank, Ecrowd o Grow.ly.

TAGS: #