NOTICIAS

Dejar la calefacción encendida todo el día

Una gran mayoría de expertos aseguran que gastamos mucho más dinero si la dejamos encendida todo el día. Al mismo tiempo, gastamos menos dinero cuando estamos en casa.

Toda vivienda tiene mayores o menores pérdidas de calor a través de muros, ventanas o techos, y estos no desaparecen, aunque nuestro sistema de calefacción esté encendido siempre. Para recuperar la temperatura, nuestros sistemas de calefacción deben consumir. Y cuanto más frío haga en el exterior, mayor será el gasto de nuestra casa.

Por ello, lo mejor es tener nuestra calefacción en activo en las horas que más pasemos en casa para ahorrarnos algo en nuestra factura y que al mismo tiempo, no sea en vano el tenerla encendida.

Apagar la calefacción durante la noche

Cuando apagas la calefacción por la noche consigues ahorrar en tu factura como mínimo un 10% del importe. Por eso, es recomendable desconectarla y programarla cada día dependiendo del tiempo que pases en casa y conociendo la hora a la que llegas. Por ejemplo, prenderla unos 30 minutos antes de tu llegada para que todo se encuentre bien caldeado y a una temperatura adecuada.

IDEA, Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, recomienda en pocas palabras: “ajustar el encendido de la calefacción al horario real de ocupación de la vivienda, y apagarla por la noche”.

Cuando tengas pensado ir a dormir, lo mejor será que la apagues, pues tu casa ya estará caliente y al taparte o arroparte con las mantas, no es del todo necesario que tu calefacción siga encendida.

Una gran mayoría de expertos aseguran que gastamos mucho más dinero si la dejamos encendida todo el día. Al mismo tiempo, gastamos menos dinero cuando solamente la encendemos cuando lo necesitamos y estamos en casa.

Se calcula que cada grado menos de temperatura dentro de tu casa representa un ahorro entre 7% a un 11% en la energía utilizada. Todo esto se traduce en menos gastos en calefacción y menos emisiones de CO2.

Consejos para no poner la calefacción

A continuación, te damos unos consejos por si quieres ahorrarte algo más en tu factura de la luz no poniendo la calefacción:

  • Usa abrigos o ropa bien abrigada en casa. De esta manera, te protegerás del frío con prendas adecuadas incluso estando dentro de casa. Es necesario que tu cuerpo se encuentre en la temperatura ideal para no pasar frío.
  • Es aconsejable también bajar las persianas de tu hogar para evitar que el calor se escape en la menor medida de lo posible.
  • Puedes comprar mantas eléctricas que son más efectivas para entrar en calor más rápido. También son conocidas como calienta camas.
  • Si tienes cortinas puedes correrlas para evitar que el frío del exterior esté en el interior porque atraviesa los cristales rápidamente.
  • Por último, siempre puedes entrar a la ducha para disfrutar del agua caliente. Asegúrate de abrigarte bien cuando salgas del baño.

Si todos estos consejos los realizas en conjunto, posiblemente no pases demasiado frío en casa y no tengas que poner la calefacción. Así te ahorrarás unos euros en tu factura cada mes, sobre todo en invierno.


TAGS: #encendida #calefacción