NOTICIAS

Cuánto consume una nevera

Actualmente, la mayoría de los electrodomésticos que se fabrican suelen ser letra A o A+. Son las más eficientes y tienen un consumo inferior al 24% de la energía.

A día de hoy tenemos nuestro hogar lleno de electrodomésticos que consumen energía casi constantemente. La pregunta es: ¿sabemos cuánto consume cada uno? Según la OCU, los electrodomésticos suponen el segundo gasto más importante de luz después de la calefacción. De hecho, este consumo ronda los 1.924 kWh al año aproximadamente. 

Probablemente, tengas una idea de los aparatos que más gastan, como la nevera, la lavadora, el lavavajillas, etc… Sin embargo, con eso no basta. Es importante llevar un control del gasto si queremos ahorrar en nuestra factura de la luz.

En este post no solo te vamos a enseñar cómo ahorrar en ese consumo, sino también cuánto consume una nevera con respecto a otros electrodomésticos. También, si te preocupa el ahorro energético en el hogar, simpre puedes ver las últimas tarifas del mercado en nuestro buscador de ofertas.

Cuánto consume una nevera

La manera más rápida e inmediata de saber cuánto consume una nevera es observando la etiqueta que suele llevar pegada. En ella, verás una letra que indica el grado de eficiencia energética. La escala va desde la A -siendo esta la más eficiente- hasta la G. Actualmente, la mayoría de los electrodomésticos que se fabrican suelen ser letra A o A+ y son las más eficientes. Tienen un consumo inferior al 24% de la energía, en torno a 175 kWh anuales. Sin embargo, una nevera tipo C puede llegar a gastar hasta 642kWh al año.

A continuación, tienes una tabla con el consumo de una nevera, en función de la letra de eficiencia energética que lleve en la etiqueta.

Clase energética

Consumo anual

Clase energética A+++

175 kWh

Clase energética A++

284 kWh

Clase energética A+

322 kWh

Clase energética A

374 kWh

Clase energética B

507 kWh

Clase energética C

646 kWh


 

Aquí tienes una lista con los principales electrodomésticos que todos tenemos en casa y el consumo de cada uno de ellos al año:

  • Congelador: 563 kWh
  • Televisión: 263 kWh
  • Lavadora: 255 kWh 
  • Lavavajillas: 246 kWh


Si calculamos ese consumo, teniendo en cuenta el precio de la luz y las horas de consumo, podremos hallar el consumo (en euros) diario y anual.

Clase energética

Coste consumo anual

Coste consumo diario

Clase energética A+++

22,75 euros / año

0,062 euros /día

Clase energética A++

36,92 euros / año

0,1 euros / día

Clase energética A+

41,86 euros / año

0,115 euros / día

Clase energética A

48,62 euros / año

0,133 euros / día

Clase energética B

65,91 euros / año

0,181 euros / día

Clase energética C

83,98 euros / año

0,23 euros / día

 

Cómo ahorrar en el consumo de luz de nuestra nevera 

  • Elige una nevera eficiente. En ocasiones, por intentar gastar menos, terminamos pagando más. Y este es el caso de las neveras. Es preferible que compremos un frigorífico más caro y que sea más eficiente. A largo plazo, nos saldrá más rentable porque consumirá menos energía.
  • No metas los alimentos demasiado calientes. Al meter un alimento más caliente de lo normal en la nevera, forzamos al motor a que funcione con más potencia para enfriarlo. Por eso, es mejor dejarlos fuera y, cuando estén a temperatura ambiente, introducirlos en el frigorífico.
  • Abre la nevera sólo cuando lo necesites. A veces, vamos al frigorífico buscando algo pero nos tiramos cinco minutos decidiendo qué cogemos. Todo ese tiempo, el interior está perdiendo frío y eso hace que el aparato tenga que forzar su funcionamiento para enfriar más deprisa y recuperar la temperatura inicial.
  • Comprueba que la puerta esté bien cerrada. Uno de los fallos más habituales y en la que más energía consumimos es en dejar la puerta mal cerrada del frigorífico.
  • Mantén una temperatura adecuada. Te será de gran ayuda ajustar la temperatura con la que haya en el exterior, ya que así evitarás que tu nevera enfríe más de lo que necesitas. Por ejemplo, en verano tendrás que vigilar que la nevera se encuentre a una temperatura más baja que en invierno.
  • Separa la nevera unos centímetros de la pared. Mantén la nevera separada de la pared, para que pueda circular el aire por el espacio libre, y así evitar que el motor se caliente demasiado y gaste más.
  • Evite situar la nevera cerca de fuentes de calor. Esto implica colocarlo en un lugar donde no le dé el sol y alejado de otros electrodomésticos que produzca calor, como el horno o el microondas.


Otros artículos que pueden interesarte:

TAGS: #