NOTICIAS

Cuánto consume un aire acondicionado

El consumo de un aparato de aire acondicionado va estrechamente ligado al tiempo de uso y al número de frigorías que tenga.

“Verano”. Cuando escuchamos esa palabra se nos vienen muchas cosas a la cabeza. Algunas de ellas son “vacaciones”, “calor” y, la más importante, “aire acondicionado”. Este aparato es nuestro más querido aliado cuando se trata de pasar esas calurosas tardes de verano en casa. Sin embargo, no es la primera vez que oigo decir que el aire acondicionado sale caro, y la pregunta es: ¿cuánto hay de cierto en ello?

Si quieres saber qué sale más caro, pasar calor o tener aire acondicionado, sigue leyendo. También puedes visitar nuestro comparador de comparatodo.es para buscar las ofertas energéticas que más se adapten a ti.

Cuánto gasta un aire acondicionado

A día de hoy existen aparatos de aire acondicionado bastante económicos y con una gran eficiencia energética. El consumo de estos depende, por un lado, del tiempo de uso, y por el otro, de la potencia de enfriamiento que tenga. Para hacer un cálculo aproximado de cuánto gasta un aparato de aire acondicionado, tenemos que empezar contabilizando el número de horas que está encendido.

Pongamos de ejemplo al usuario medio, que trabaja a jornada completa de lunes a viernes y sale de casa entre las 7:00 y las 8:00 y no vuelve a casa hasta las 19:00 o las 20:00.  Si quitamos esas 10-12 horas que se pasa fuera del hogar familiar, solo nos quedarían otras 12 horas de consumo de aire acondicionado. Teniendo en cuenta que el individuo se pasa, como mínimo, 6 horas durmiendo -y lo normal es apagar el equipo durante ese tiempo-, nos quedarían otras 6 horas de uso de aire acondicionado. Para hallar una aproximación del precio final en la factura de la luz, a este tiempo de uso habría que multiplicarle el número de frigorías del aparato y el precio por kilowatio (0,11 euros/hora).

Del mismo modo, el consumo del aire acondicionado está directamente relacionado con el número de frigorías que tenga el aparato, es decir, la unidad que mide la potencia de enfriamiento de un aire acondicionado. Esto va ligado inevitablemente no solo a la rapidez de enfriamiento, sino a la capacidad y eficacia con la que un equipo enfría pequeñas y grandes estancias.

Por ello, en el momento de la elección del aire acondicionado debemos saber que, por cada metro cuadrado que se pretenda enfriar, se necesitan entre 100 y 150 frigorías. Es decir, si queremos enfriar un salón de 30 metros cuadrados, necesitaremos un aparato que tenga entre 3.000 y 4.500 frigorías.

Por lo tanto, si un equipo de aire acondicionado de 3.000 frigorías consume 1.320 kilowatios, cada hora que lo tengamos encendido nos supondría 0,15 euros. Según los cálculos realizados anteriormente, el usuario normal tendría un aparato de aire acondicionado funcionando 5 horas diarias -lo que supone 0,95 euros al día-, por lo que el gasto final serían 60 euros al mes.


3 consejos antes de comprar un aire acondicionado

  1. Si tienes un aparato antiguo, cámbialo por uno nuevo y ahorrarás. Sí, aunque parezca mentira comprar un aire acondicionado nuevo a la larga termina saliendo rentable. Los aires acondicionados de ahora no son como los de antes. Ahora todos llevan una etiqueta de eficiencia energética y consumen bastante poco. Eso sí, si tienes uno antiguo será mejor que barajes la posibilidad de cambiarlo. Aunque tengas que desembolsar una gran cantidad de dinero al principio, notarás la diferencia con el tiempo porque consumirás menos con el nuevo.
  2. No compres un aire acondicionado con más frigorías de las que necesitas. Parece que cuando hablamos de aire acondicionado la clave está en la potencia y en lo mucho que enfríe el aire, es decir, el número de frigorías. Pero no es así. No necesitamos conseguir la temperatura del Polo Norte; tan solo queremos que estar fresquitos en casa cuando los 40 grados del verano nos acechan tras la puerta. Es decir, no compres más de lo que realmente necesitas. 
  3. Ten en cuenta la demanda de estos equipos en la temporada próxima al verano. Lo más habitual es que, una vez pasada la primavera, se disparen las demandas de aparatos de aire acondicionado. Por eso, es recomendable solicitar la instalación con bastante antelación. De lo contrario, nos arriesgamos a comprar un aire acondicionado y que nos llegue casi a final de verano.
  4. Opta por una marca de referencia. No se trata de comprar el aire acondicionado más caro sino el que mejor se adapte a tus necesidades. Sin embargo, algunas marcas te ofrecen más seguridad en cuanto a durabilidad y a calidad. Los aparatos de aire acondicionado más vendidos actualmente son Daikin, Fujistsu, Samsung, LG, Panasonic y Mitsubishi.


Tipos de aire acondicionado

Dentro de los equipos de aire acondicionado tenemos diferentes tipos, en función del tipo de instalación y de la potencia del aparato.

Aire acondicionado portátil

El aire acondicionado portátil no conlleva la instalación de ningún equipo exterior, sino simplemente de un tubo que expulsa aire caliente en la habitación. La ventaja es que un mismo equipo puede desplazarse a cualquier habitación que tengo un agujero de salida para introducir el tubo.

El precio de un aire acondicionado portátil ronda los 200 euros.

Aire acondicionado por splits

Es el sistema de aire acondicionado más común. Consiste en instalar una máquina en el exterior de la vivienda que está conectada a los equipos de aire acondicionado del interior y expulsa aire caliente resultado del proceso de enfriamiento.

Estos equipos de aire acondicionado pueden ser de dos tipos: los llamados splits mural, que van encastrados en la pared, y los de tipo cassete, que se encajan en el techo. Estos últimos son más propios de oficinas y restaurantes.

En cuanto el precio, encontramos una mayor diferencia entre los equipos de gama baja que rondan los 250 euros y los aires acondicionados de alta gama, que pueden alcanzar los 1200 euros.

Aire acondicionado por conductos

Se distribuye el frío por toda la casa desde una unidad central, por medio de conductos de ventilación. Por lo tanto, no es necesaria la instalación de un aparato en el exterior, aunque sí se precisa de una preinstalación que permitirá que el aire frío viaje por los conductos de ventilación hasta llegar a las habitaciones. Este sistema es uno de los más eficientes y, por lo tanto, de los más caros, ya que se consigue enfriar la casa de una forma rápida y que todas las estancias mantengan una temperatura similar y constante.

El precio de instalación de aire acondicionado por conductos en una casa de tres habitaciones puede ir desde los 2.000 hasta los 3.000 euros.


3 trucos para ahorrar en el consumo de aire acondicionado

  • La eficiencia energética es la relación entre el frío que produce el equipo y su consumo eléctrico y nos puede ayudar a ahorrar hasta un 25% en la factura de la luz. 
  • Un buen aislamiento térmicoen la vivienda. Muchos hogares están mal aislados y pierden temperatura por ello. De hecho, la mayoría de las fugas de calor o frío se producen a causa de las ventanas. Así que, si estás pensando en comprarte un aire acondicionado, lo mejor será que las cambies primero. Será una inversión a largo plazo que te permitirá ahorrar en el futuro.
  • Tecnología Inverter. Los tres tipos equipos de aire acondicionado mencionados anteriormente cuentan con su versión más eficiente gracias a la tecnología Inverter. Este tipo de sistema permite regular la temperatura de la estancia, para evitar que se enfríe en exceso y se produzca un gasto energético innecesario con largos ciclos de encendido y apagado. De esta forma, se consigue una temperatura agradable y constante en la sala. 


Por lo tanto, tener un aparato de aire acondicionado no sale tan caro. Un gasto mensual de 60 euros es lo mismo que muchas familias pueden invertir en otros servicios, como son los paquetes de plataformas de ocio, telefonía o internet. Así que si estás preocupado por pasar calor este verano.... ¡deja de hacerlo y hazte con tu aire acondicionado!


TAGS: #