NOTICIAS

Cuándo es recomendable cargar el móvil

Es recomendable mantener la batería de nuestro móvil entre un 40% y un 80% y hacer ciclos de carga cortos sin superar el umbral del 100%.

El debate sobre cómo cargar la batería de un teléfono correctamente sigue siendo un tema recurrente a día de hoy. Y es que, a pesar de vivir en la sociedad de la información, los datos sobre este tema son muy escasos y, en muchas ocasiones, erróneos.

¿Cuántas veces has escuchado que es malo cargar el móvil por la noche? ¿Y que las fundas de los móviles o el hecho de cargarlo varias veces al día estropean la batería? Estos son algunos de los muchos mitos que se han extendido sobre la forma de cargar la batería de nuestros móviles y que en este artículo vamos a desmentir.

Cuándo es recomendable cargar la batería 

Hoy en día casi cualquier dispositivo electrónico -ya sea un móvil, una Tablet o un ordenador- cuenta con baterías de iones de litio.

Según Battery University, deberíamos mantener la batería nuestro móvil entre un 40% y un 80% de carga. 

“Las baterías de iones de litio no necesitan estar completamente cargadas, ni es deseable hacerlo, porque un mayor voltaje estresa y desgasta la batería a lo largo del tiempo".

Del mismo modo, recomiendan no hacer ciclos de carga demasiado largos y procurar que la batería no supere el umbral del 100%. Es decir, es preferible utilizar ciclos cortos cargando el móvil poco y a menudo. 


 Imagen extraída de bateríasdelitio.net


Mitos y realidades sobre cómo cargar la batería del móvil

 

No dejar que el móvil llegue al 100% cuando se carga - VERDADERO

Es cierto que los expertos aseguran que los ciclos de cargas cortos son peores para la autonomía del móvil pero prolongan la vida útil del teléfono. Lo mejor es que la batería de éste se mantenga entre un 20% y un 80%.  Pero, tampoco es bueno dejar que se descargue por completo y se nos apague el teléfono, ya que el proceso de arranque es mucho más lento y perjudica al dispositivo. Lo ideal es ponerlo a cargar cuando el propio dispositivo nos lo pide, que suele ser en el 15% y quitarlo antes de que llegue al 100%. De hecho, tiene sentido ya que -si te has fijado alguna vez- cuando el móvil llega al 80% empieza a cargarse más lentamente y, al llegar al 99%, se queda un buen rato ahí. Ese es el momento perfecto para que desenchufes tu cargador. Esto ocurre porque los dispositivos pasan por cuatro estados de carga desde que lo enchufamos: el 20%, el 40%, el 80% y el 100%.

Un 1% no supone nada para ti, pero se convertirá en algo determinante, a largo plazo, en la salud de tu batería. 

De hecho, Battery University insiste en que lo mejor sería utilizar "cargadores de carga ajustables que prolongarían la vida útil de la batería de iones de litio reduciendo la tensión de carga final". Esta es una medida que se ha tomado en los coches eléctricos, que nunca llegan al 100% de carga y tienen una larga vida útil. Sin embargo, en el sector de la tecnología, “los fabricantes temen que incorporar esta opción complique el uso del cargador”. Aunque también existe la posibilidad de que, si se tomaran esas medidas, el mercado de las baterías y los dispositivos móviles cayera en picado, ya que una de las principales razones por las que la gente lleva su teléfono a un servicio técnico o se compra uno nuevo es porque la batería se ha desgastado y ya le dura muy poco. 

 

Es malo cargar el móvil por la noche - FALSO

Este punto tiene mucho que ver con el anterior, ya que muchas veces llega la hora de acostarnos y tenemos un 50% de batería. No es un porcentaje malo pero, si tenemos en cuenta que al día siguiente saldremos muy temprano de casa y vamos a estar la mitad del día fuera, no es suficiente. Por lo tanto, la mayoría de los usuarios hacen una carga nocturna. Existe el mito de que si lo dejas por la noche cargando, el móvil llega al 100% y se estropea al estar varias horas en ese porcentaje con el cargador enchufado a la red. Sin embargo, la realidad es que cuando nuestro dispositivo llega a su carga completa, deja de cargarse de forma inmediata. Aunque el cargador siga enchufado, ya no está transfiriendo carga a nuestro teléfono, por lo que no hay riesgo de saturarlo. Lo único malo en este punto es, quizás, el permitir que el móvil llegue al 100% de carga, pero eso es algo inevitable si lo cargamos de noche. Además, aunque no es algo aconsejable, porque alguna vez nuestro dispositivo se cargue al completo no vamos a dañar la batería irreversiblemente; ese es un proceso que lleva mucho tiempo.

 

Evitar las temperaturas extremas durante la carga - VERDADERO

Las baterías de ión de litio pierden su efectividad a temperaturas muy altas o muy bajas y pueden terminar estropeándose. La temperatura ideal es entre 16 y 22 grados centígrados, ya que las temperaturas demasiado frías desaceleran el proceso de carga y las que son demasiado cálidas provocan que se sobrecaliente el dispositivo y se descargará mucho más rápido. Esto último también ocurre cuando hay mucha humedad en el ambiente. 

Por ello, también es recomendable no usar el móvil mientras se está cargando. Es preferible dejarlo en reposo para evitar que se sobrecaliente realizando muchas funciones a la vez. 

 

Las fundas de protección estropean la batería - FALSO

Es cierto que, como hemos comentado antes, el tema de la temperatura es importante para la conservación de la batería. Sin embargo, aunque las fundas de protección no ayudan, en cierto modo, al enfriamiento del dispositivo; si compramos las fundas homologadas con los espacios de ventilación que deben de tener, no deberíamos tener problema. De todas formas, si observas que al cargar tu móvil, éste se calienta demasiado; puedes quitarle la funda y dejarlo sobre una superficie dura -como una mesa- mientras se carga. Evita dejarlo apoyado sobre la cama o sofá, ya que las telas absorben mucho el calor y pueden provocar justo el efecto contrario al que estamos buscando.

 

Utilizar cargadores que no sean oficiales dañan la batería - VERDADERO

Los cargadores tienen distinto voltaje en función del tipo de dispositivo que tengan que cargar. Por ello, es importante que nunca uses otro tipo de cargador que no sea el oficial de tu teléfono ya que, al funcionar de forma distinta, puede perjudicar a tu batería. 

Por ejemplo, si usamos un cargador de otro móvil que necesita menos voltaje para la carga en uno que necesita más potencia, la batería tendrá que hacer un sobreesfuerzo para cargarse por completo. Por el otro lado, si el cargador que usamos es demasiado potente para nuestra batería, se acabará saturando y estropeando a corto plazo. 

Y no solo eso, utilizar cargadores no homologados pueden causar daño no solo a nuestro teléfono, sino a nosotros mismos. De hecho, ya existen casos de personas que han resultado heridas por el uso de estos cargadores. De hecho, varios periódicos como el diario digital C.Net, el ABC y El País publicaron en 2013 una noticia sobre una mujer asiática de 23 años que murió electrocutada al contestar una llamada desde su iPhone 5, mientras éste se estaba cargando con un cargador no oficial. 


TAGS: #