NOTICIAS

Cómo poner un inodoro paso a paso

Colocar un inodoro nuevo puede convertirse en un quebradero de cabeza para muchos. Sin embargo, puedes hacerlo en tan sólo diez sencillos pasos y sin llamar a un fontanero.

Instalar un inodoro es una de las tareas de fontanería que siempre asociamos a un profesional en la materia. Sin embargo, es mucho más sencillo de lo que pensamos. Siguiendo los pasos adecuados y con las herramientas necesarias, un inodoro puede estar listo en aproximadamente dos horas, y sin tener que gastar tiempo y dinero en llamar a un fontanero.

Si quieres aprender cómo ahorrar de manera práctica en el mantenimiento de tu baño, sigue leyendo. 

Herramientas, materiales y consejso para colocar un inodoro

A continuación, vamos a explicarte los 10 pasos necesarios a seguir para que puedas instalar el inodoro de tu casa de forma sencilla, rápida y, sobre todo, limpia.

Pero antes de ello, empezaremos con la lista de herramientas que necesitas: 

  • Taladro eléctrico
  • Pistola de silicona
  • Broca de hormigón de 8mm de diámetro
  • Nivel manual de burbujas
  • Llave inglesa

En cuanto a los materiales con los que vamos a trabajar: 

  • Inodoro
  • Latiguillo
  • Taco químico
  • Cisterna
  • Pieza de desagüe 
  • Silicona

Además, es necesario que tengas en cuenta tres puntos importantes antes de empezar con la instalación del sanitario. 

  1. La profundidad o distancia de la pared de detrás del inodoro a la parte delantera de este. Cada inodoro tiene unas medidas y tamaños distintos de la base. Por eso, a la hora de tomar mediadas hay que tener en cuenta la distancia desde la pared hasta el centro de drenaje. En la mayoría de los sanitarios, esta distancia suele ser de 30 centímetros, aunque para los más grandes es de 36 centímetros. Sin embargo, los sanitarios más pequeños solo necesitan 25 centímetro de espacio por lo que suelen ser la mejor opción para cuartos de baño pequeños.
  2. El ancho del inodoro también es fundamental, ya que es necesario que haya mínimo 40 centímetros de distancia a cada lado del mismo ara que el usuario pueda maniobrar con libertad.
  3. La distancia frente al inodoro es un aspecto muy importante, sobre todo en cuanto a medida de seguridad. Debe haber suficiente espacio para caminar o moverse frente al sanitario, ya sea para que el usuario pueda desvestirse o para entrar y salir de la ducha o bañera sin golpearse con él. Para ellos, es importante dejar un espacio de 76 cm x 1,20 metros de margen.

Después de conocer esta información, ya estás listo para instalar tu nuevo inodoro. 

Cómo poner un inodoro en 10 sencillos pasos


Paso 1: Colocar la cisterna y la bomba de descarga

Lo primero que tenemos que hacer es instalar el sistema de la cisterna. Para ello, colocaremos la bomba de agua en el inerior del depósito, apretando bien la junta de estanqueidad y fijándola con una tuerca de plástico. Hay que tener especial cuidado en este punto, ya que las juntas de estanqueidad son las que evitan que el váter pierda agua al tirar de la cadena. Del mismo modo, situamos la bomba de descarga en el interior y la sujetamos con el tapón correspondiente.


Paso 2: Tomar medidas y tornillos de fijación

Dejamos el inodoro en el suelo, tomamos medidas para que esté centrado y vamos marcando con un lápiz los puntos donde irán los tornillos de fijación. Un aspecto importante a la hora de comprar nuestro inodoro es asegurarse de que la salida de las aguas fecales coincide con el agujero del desagüe que tenemos en nuestro cuarto de baño.

Paso 3: Taladrar el suelo de baño

Apartamos con cuidado la pieza a un lado y utilizamos un taladro con broca de widia para agujerear el suelo del baño.Para este tipo de superficies duras -como piedra, cerámica u hormigón- es conveniente activar el percutor, que es un dispositivo que permite que la broca, además de girar, pique sobre el material.
Primero taladraremos lentamente sin usar el percutor, para que la broca no resbale y después, lo activaremos mientras aumentamos la presión y la velocidad de taladro.

Paso 4: Introducir el taco químico

Retiramos el polvo que haya en la zona en la que estamos trabajando e introducimos el taco químico por los agujeros del suelo que acabamos de hacer. Este taco viene normalmente en un cartucho con cánula -un sistema parecido al de la pistola de silicona- para que su aplicación sea más fácil y cómoda.


Paso 5: Atornillar los agujeros del suelo

Ahora, introducimos los tornillos dentro de los tacos colocados anteriormente y esperamos durante seis minutos para que se fije bien. Mientras tanto, podemos ir colocando el manguito -también conocido como codo de plástico- en la salida del desagüe. Lo enroscamos con cuidado hasta que quede completamente sellado.


Paso 6: Fijación del sanitario

Aplicamos la silicona en la base del inodoro y lo colocamos en la posición correcta, haciendo que coincidan los tornillos del suelo con los orificios situados en los laterales del inodoro, donde a continuación introduciremos las tuercas de fijación, ayudándonos con un destornillador. Lo más importante de este paso es que comprobemos que el inodoro esté completamente horizontal, ya que una vez se haya secado la silicona y atornillado la pieza, será muy difícil regresar al paso anterior. Para medir la horizontalidad, podemos ayudarnos con un nivel manual de burbujas.


Paso 7: Unir cisterna e inodoro

Para unir el sanitario con la cisterna tendremos que poner una junta de estanqueidad entre ambos. Colocamos dos tornillos con sus correspondientes juntas en el interior de la cisterna y después la situamos en la posición correcta sobre el inodoro. Apretamos las tuercas con una llave inglesa hasta que estén bien sujetas.

Paso 8: La tapa del depósito

Es el momento de poner el latiguillo flexible en la toma de agua. Estos tubos tienen una tuerca en ambos extremos, que también tendremos que apretar con la ayuda de la llave inglesa. A continuación, situamos la tapa del depósito en su posición y atornillamos los pulsadores hasta fijarlos del todo.


Paso 9: El asiento del inodoro

Casi hemos terminado. Sólo nos queda poner el asiento del inodoro, introduciendo los tornillos del mismo en los agujeros del inodoro y colocar las tuercas para sujetarlo correctamente. Otro aspecto a tener en cuenta cuando compremos un váter es que el asiento no suele venir incluido.

Paso 10: abrir la llave del agua y comprobación

Para asegurarnos de que hemos instalado correctamente el inodoro es importante abrir la llave del agua y comprobar que no hay ningún tipo de fuga y que los botones de la cisterna funcionan correctamente.


Después de estos 10 pasos ya eres un experto en instalar inodoros, así que ponte manos a la obra y coloca el tuyo.

TAGS: #