NOTICIAS

Cómo elegir la mejor compañía eléctrica

A todos nos gusta ahorrarnos un dinero a fin de mes; por eso, siempre buscamos las mejores ofertas. En este post, te enseñamos cómo pagar menos en tu factura de la luz.

Los gastos de luz y gas en el hogar son los que más suelen vaciar nuestra cuenta bancaria a fin de mes. Por eso, es importante tener controlados cada uno de los conceptos por los que pagamos y saber comparar las ofertas que nos ofrecen otras compañías. 

¿Quieres saber si estás con la mejor compañía eléctrica? En este post te damos los consejos que necesitas para no pagar más por menos.  

Cómo elegir la mejor compañía eléctrica

A todos nos gusta ahorrarnos un pellizco en la factura a fin de mes. Por eso, siempre buscamos las mejores ofertas y, en el caso de la luz, no es distinto. Sin embargo, antes de ponerse a comparar tarifas en varias compañías eléctricas, lo importante es:

1. Saber cuáles son los conceptos básicos que figuran en la factura de la luz.

  • Potencia contratada: esto hace referencia al número de aparatos electrónicos que puedes tener conectados al mismo tiempo sin que salte el diferencial.
  • Energía consumida: se refiere al consumo eléctrico, que se mide en kilovatios/hora (kWh).
  • Impuesto eléctrico: es un impuesto especial del 5,11% sobre el total de la potencia y la energía.
  • Alquiler de equipos de medida y control: esto corresponde con el alquiler del contador, que supone 0,80€ al mes en el caso de la instalación monofásica y 1,15€ en la trifásica.
  • IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido): es un 21% que computa sobre toda la factura.

2. Comparar todas las comercializadoras.

Antes de cambiarte de compañía apresuradamente, te aconsejo que no te dejes llevar por el precio o las ofertas especiales que te ofrezcan. A veces, es mejor leer bien todas las condiciones que te exigen, como la permanencia, el precio variable de la luz (que a la larga puede salirte más caro) y si trabajan o no con energía verde. 

  • Descuentos irresistibles. A veces las compañías eléctricas intentan captar nuestra atención con descuentos que, aparentemente, son una ganga. Pero, ¿sobre qué importe de la factura aplica ese descuento? Porque un 10% puede parecer un gran descuento si afecta al total de la factura, en cambio, si sólo aplica sobre el precio por kW, no es una oferta que merezca realmente la pena. 
  • Precio variable de la luz. Hay que tener cuidado con las compañías que nos ofrecen un precio variable en el importe de la luz, ya que no podemos llevar una previsión del gasto mensual. Además, lo más probable es que suba ese precio y terminemos pagando mucho más de lo que pensábamos cuando lo contratamos. 
  • Servicios adicionales. Algunas comercializadoras ponen como condición que contrates un seguro -normalmente por un importe inferior a 5 euros-, que lo único que hace es engrosar aún más el precio de la factura. 
  • Permanencia. Otra de las condiciones que muchas veces va escondida en la letra pequeña es el periodo de permanencia. Esto implica que, aunque estés descontento con la compañía eléctrica, no puedes marcharte hasta que venza ese tiempo.

 

3. Elige la factura más transparente y que mejor se adapte a ti.

Si lo que quieres es dar con la mejor compañía eléctrica, lo mejor es que te quedes con la factura que te parezca más transparente. Es decir, la que te dé más confianza, que no traiga sobrecargos de ningún tipo y que cubra tus necesidades. Y lo más importante, no contrates nada que no necesites. A veces, es mejor aumentar la potencia eléctrica si necesitas más, que reducirla porque has contratado demasiada.


Otros artículos que pueden interesarte:

TAGS: #