NOTICIAS

Cómo abrir una cuenta bancaria: tipos y requisitos para abrirla

A la hora de abrir una cuenta bancaria tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos ya que todo depende de cómo queramos abrirla.

Una cuenta bancaria es uno de los servicios más básicos y sencillos que puedes efectuar en un banco, además de ser fundamental para hacer movimientos con tu dinero. Con una cuenta bancaria puedes hacer transacciones de ingresos y pagos y disponer de tu dinero siempre que lo necesites y en cualquier momento a través de una tarjeta de crédito.

Sin embargo, hay muchos tipos de cuentas bancarias. Podemos distinguir entre: cuenta corriente, que es aquella donde el titular deja su dinero para disponer de él en cualquier momento que lo necesite y de forma inmediata; cuenta nómina, es la que exige a su titular la domiciliación de su nómina mensual o de la pensión de jubilación a cambio de disfrutar de beneficios como no cobrar comisiones o recibir anticipos en el caso que lo necesitemos; y por último la cuenta remunerada, que se trata de una cuenta que tiene como objetivo proporcionarte rentabilidad, además de poder recuperar tu inversión cuando lo necesites.

Cuando nos decidimos a abrir un tipo de cuenta bancaria no tendremos ningún problema en el momento de su apertura, ya que no hay recargos. Además, en cualquiera de las cuentas bancarias podemos vincular nuestras tarjetas de débito y crédito para disponer de nuestro dinero fácilmente. Las cuentas bancarias no tienen como propósito el ahorro u ofrecerte algún tipo de remuneración, sino es más bien para manejar de una forma más óptima y eficaz tu capital.

Ahora que te hemos contado un poco cómo van las cuentas bancarias, vamos a pasar a ver paso a paso cómo abrir una.

Requisitos para abrir una cuenta bancaria

Antes de comenzar a explicar cómo podemos abrir una cuenta bancaria, tenemos que hablar acerca de los aspectos que hay que tener en cuenta antes de proceder a ello. Todas las entidades bancarias obligan a cumplir una serie de requisitos a cualquier persona física o jurídica que desee abrir una cuenta. Se trata de presentar una documentación sencilla y muy importante para que puedas tener tu cuenta abierta:

Documentación requerida:

  • Presentar el DNI o NIE del titular o titulares que vaya a tener la cuenta, con fotografía incluida.
  • Depósito mínimo de apertura. Esto puede ser la última nómina que hayas recibido, la declaración de la Renta o un contrato laboral.
  • Recibo de tu domicilio.
  • En el caso de abrir una cuenta a un menor de edad, debe presentar el Acta de nacimiento, el Libro de familia y la autorización de un tutor legal para que asuma las responsabilidades.

Aspectos importantes a cumplir:

  • El titular de la cuenta debe ser mayor de 18 años. En caso de haber abierto una cuenta a un menor de edad, debe hacerse cargo un tutor legal que responda por él.
  • Tener buena solvencia y liquidez económica, además de ingresos habituales y regulares.

Cuando hayas comprobado que tienes todo preparado y cumples los requisitos, tienes que pasar a informarte acerca del proceso que tiene la entidad bancaria con la que vas a abrir tu cuenta. Cada banco es diferente y a la hora de presentar toda la documentación es habitual que un experto valore tu situación para asesorarte mejor en el proceso.


Cuenta bancaria con nómina

Como ya te hemos contado al principio de este artículo, hay varias opciones de cuentas bancarias, entre las que está la cuenta nómina. Este tipo de cuenta se encarga de gestionar mejor el dinero ingresado, y por eso tienes que tener como primer requisito importante domiciliada tu nómina, o en caso de los clientes jubilados, la pensión.

Abrir una cuenta nómina es muy sencillo y tienes dos formas para ello:

  • A través de oficinas o sucursales bancarias. Es importante que primero elijas donde quieres abrir tu cuenta nómina, por eso te recomendamos que investigues en varios bancos y te informes sobre las condiciones que te ofrecen para elegir la opción que mejor se adecúe a tus necesidades. Cuando sepas dónde vas a tener tu cuenta, tienes que presentar la documentación  que te hemos explicado en el apartado de arriba para que el banco disponga de tus datos personales. Una vez que la entregues, el banco te dará el contrato de tu cuenta nómina para que lo firmes, y ya tendrás abierto tu depósito.
  • Vía online. Si prefieres hacerlo desde tu hogar o no puedes desplazarte hasta uno de sus establecimientos físicos, solo tienes que entrar en la página web oficial de la entidad bancaria que hayas elegido. Todas tienen un apartado dedicado a la apertura de cuentas nómina, por lo que tienes que acceder hasta esa opción y aportar la documentación personal requerida, además de crear una clave de seguridad para acceder a tu cuenta nómina por Internet. A continuación, el banco revisará todos tus datos y te enviará un contrato de apertura de tu cuenta por el correo electrónico que tienes que firmar virtualmente.

Elijas la opción que elijas, debes de revisar todas las condiciones, costes y requisitos que te exijan en el contrato de apertura antes de firmar. Si necesitas revisar algún punto o tienes dudas en las cláusulas, visita una de las oficinas de tu banco o contacta con el servicio de Atención al cliente que todas las entidades tienen a disposición de sus clientes.


Cuenta bancaria sin nómina

Las cuentas sin nómina también existen, y son aquellas que la entidad bancaria no te exige que tengas que domiciliar tu nómina o pensión para su apertura. Funcionan igual que las cuentas nómina que te hemos contado antes, por lo que no debes preocuparte por disponer de tu dinero o añadir tus tarjetas de crédito o débito. El procedimiento para su apertura es también el mismo que te hemos explicado en el apartado de cuenta bancaria con nómina, solo que no necesitas proporcionar tu nómina  pensión. Como ves, todo muy sencillo.

Sin embargo, uno de los puntos negativos y que más hay que sopesar son elcobro de comisiones que tienen las cuentas sin nómina, ya que suelen ser cantidades más elevadas que en otros tipos de cuentas. Dependiendo de cómo quieras abrir tu cuenta sin nómina será más o menos costoso, ya que si optas por ir a una oficina física de tu banco te costará más dinero que si abres tu cuenta por Internet, donde además puedes encontrar ofertas que bajarán la cifra.

Algunas de las comisiones más comunes que puedes encontrar que te cobren pueden ser por el mantenimiento y administración de tu cuenta, a la hora de sacar dinero en cajeros automáticos, cuando tus ingresos están en números rojos, al ingresar cheques o hacer transferencias o al vincular alguna tarjeta de débito o crédito. Por eso, si quieres ahorrar en las comisiones, hay una serie de aspectos específicos que tienes que cumplir si quieres abrir una cuenta sin nómina:

  • Obtener una serie de ingresos constantes y regulares durante todos los meses.
  • Realizar compras con tu tarjeta o domiciliar recibos mensualmente.
  • Mantener un saldo mínimo de una determinada cantidad que te especificará tu entidad bancaria.
  • Abrir tu cuenta vía online o por teléfono en el servicio de atención al cliente.


TAGS: #