NOTICIAS

Baterías de condensación: qué son y ventajas

¿Estás pagando una penalización por energía reactiva en tu factura? Reduce su coste considerablemente instalando baterías de condensadores.

Quizás nunca hayas oído hablar de las baterías de condensadores, por eso en este post te contamos qué son y qué te pueden aportar si las instalas en casa si aún no sabes de sus beneficios. 

¿Qué es una batería de condensación?

Una batería de condensación facilita la estabilización y la calidad de suministro. Además, evita las molestas penalizaciones por energía reactiva. Por otro lado, no hay que olvidar que anula la energía inútil demandada de la red de alimentación. Esto provoca que se mejore el factor de potencia y al mismo tiempo, se ahorra considerablemente en la factura mensual de la luz.

La función principal de la batería de condensación es introducir una potencia reactiva en la misma dirección, pero en sentido opuesto a la potencia inductiva consumida por los receptores de nuestra instalación.

Por lo tanto, el objetivo primordial de las baterías de condensación es conseguir disminuir o anular la energía reactiva demandada de la red de alimentación.

¿Qué es la energía reactiva?

La energía reactiva, aunque también llamada ‘energía fantasma’, no tiene rendimiento alguno. Esta es generada por ciertos aparatos eléctricos que contienen bobinas. Esto se traduce en que precisan de un motor o transformador para su funcionamiento. Estos equipos la extraen de la red para realizar su actividad y luego la devuelven, por lo que no se consume.

Su principal inconveniente es que se mantiene circulando por la red sin obtener ningún provecho de ella.

La presencia de energía reactiva en nuestra instalación puede terminar por dañar nuestros equipos a las constantes bajadas de tensión. La solución a este problema es la instalación de una batería de condensadores.

Ventajas de utilizar una batería de condensadores

Algunas de las ventajas que nos ofrece una batería de condensadores son las siguientes:

  • Reducción de potencia aparente. Al reducir la potencia reactiva conseguimos aproximar la potencia aparente solicitada al sistema eléctrico a la potencia activa real solicitada. De esta manera deja más potencia disponible para aumentar el consumo de la instalación sin necesidad de tener que ampliarla o modificarla.
  • Mejora de la calidad de tensión. Al reducir la potencia aparente también se reducirá la corriente eficaz, con lo que se reducirá la caída de tensión al pasar menos corriente por el sistema de distribución de la instalación.
  • Reducir la factura eléctrica. En muchos países se penaliza el consumo de energía reactiva a través de la medición del factor de potencia o Cos Phil de la instalación. Con una batería de condensadores corregimos ese factor de potencia por encima del valor de penalización.

Partes de una batería de condensadores

Una batería de condensadores se puede dividir en cuatro bloques funcionales: Acometida y protección general, maniobra, potencia/ condensadores y regulador.

  1. Acometida y protección general. Esta parte es donde conectamos la batería de condensadores con la instalación. Puede ser una interconexión con la instalación o bien, disponer de elementos de protección general como un interruptor automático, fusibles y/o protección diferencial.
  2. Maniobra. Es el bloque encargado de realizar la maniobra de las diferentes etapas o escalones que pueden formar la batería de condensadores. Podemos distinguir tres tipos de maniobra:
  • Fija. El escalón siempre queda conectado sin posibilidad de maniobra.
  • Contactor. La maniobra de los diferentes escalones se realiza con contadores. Dichos contadores han de ser específicos para poder maniobrar potencias capacitivas. El tiempo de respuesta habitual es de 4 a 10 segundos.
  • Tiristor. La maniobra se realiza con elementos de estado sólido como los tiristores. Permite un tiempo de respuesta entre los 2 y 10 ciclos, siendo mucho más rápido que la maniobra por contactores. También tiene la ventaja de atenuar prácticamente todo el transitorio de corriente de conexión de los condensadores.

      3. Condensadores. Es el bloque donde se encuentra la etapa de potencia con los condensadores. Este bloque está formado por uno o varios pasos de escalones en función si tienen maniobra o no. En este bloque podemos distinguir dos tipos: normal y filtro de rechazo.

  • Normal. Donde encontramos solo los condensadores. Normalmente se encuentra en instalaciones donde no hay riesgo de resonancia con los armónicos presentes en la instalación.
  • Filtro de rechazo. Aquí los escalones están formados por reactancias y condensadores conectados en serie, sintonizados a una frecuencia que permite rechazar el riesgo de resonancia paralelo con los armónicos presentes en la instalación.

     4. Regulador. Podemos decir que es como el cerebro de la batería de condensadores. Se encarga de ir conectando y desconectando los escalones con el objetivo de alcanzar el Cos Phi que le hayamos programado. A parte también, puede hacer la función de supervisión del estado de la batería de condensadores.

TAGS: #baterías #condensación