NOTICIAS

Albarán de entrega: para qué sirven y plantillas para hacerlos

Un albarán de entrega te permite mantener controlados toda la entrada y salida de tus envíos, además de verificar que un pedido ha sido entregado.

Los albaranes de entrega son comúnmente utilizados por todas las empresas que se dedican a la entrega de paquetes. Aunque no están estipulados por la Ley como un requisito obligatorio, es muy recomendable incluirlos para tener todos tus pedidos controlados y saber con certeza que se han entregado a su destinatario final y así evitar futuros problemas que puedan surgir.

Cuando hablamos de un albarán de entrega, estamos haciendo referencia a un documento de carácter mercantil que acredita la entrega de un determinado producto. Cuando éste llega a su lugar de destino, el consumidor final firmará el albarán para dejar constancia que lo ha recibido. Para que este proceso suceda de forma correcta, el albarán suele ir numerado para garantizar que no se extravía y consta de todos los elementos que debe llevar consigo. Además, los albaranes reducen todo el proceso intermedio que había entre el departamento de contabilidad llevando las cuentas y pagos, con el almacén donde se encuentran los productos en físico.

¿Para qué sirven los albaranes de entrega?

La principal finalidad por la que se hacen los albaranes de entrega es por su uso como prueba documental que la entrega del bien ha sido realizada de forma correcta. Se entrega el albarán original al consumidor final para que este pueda firmarla y justificar su entrega, mientras que la empresa se queda con una copia y pueda emitir la factura correspondiente.

En cuanto a la empresa que lleva a cabo el transporte o reparto de los pedidos, una vez que el receptor de dicho producto firma el albarán, quedan exentos de cualquier problema o reclamación que surja. Por eso es aconsejable revisar que el producto llega en perfecto estado y sin que falte ningún elemento.

Elementos que constan en un albarán de entrega

Aunque, como hablábamos al principio del artículo, no está estipulado en la Ley el albarán de entrega como tal, si hay una serie de estándares que se han convertido en imprescindibles y necesarios en el documento:

  • Datos del proveedor y su destinatario.
  • Nombre y número de la factura.
  • Información del envío: aquí se informa sobre el contenido del pedido, los elementos que contiene en su interior y la cantidad.
  • Pedido y fecha de su entrega.

A parte de los apartados que hemos visto, podemos hacer una lista acerca de algunos de los elementos que determinadas empresas aplican y pueden resultar necesarios:

  • Número de cliente, número de factura y número de referencia de los productos.
  • Datos, teléfono o correo electrónico de la empresa.
  • Peso del pedido y tipo.
  • Empresa que realiza el envío y transporte.
  • Fecha de entrega.

Con estas pautas, podemos realizar nosotros mismos nuestro albarán de entrega personalizado o, por el contrario, podemos encontrar en multitud de páginas web modelos de albarán de entrega que seguro que se adecúan a nuestras necesidades y especificaciones.

TAGS: #