NOTICIAS

7 trucos para ahorrar espacio en la maleta

Todos nos hemos propuesto llevar solo lo imprescindible a un viaje y al final hemos acabado con el armario a cuestas. Estos trucos te salvarán de muchas en el proceso de empaquetar.

Preparar el equipaje no es la parte más emocionante de un viaje, por lo que es necesario armarse de creatividad y, sobre todo, de paciencia para conseguir empaquetar todo aquello que queremos llevar con nosotros. Desde Comparatodo traemos 7 trucos para ahorrar espacio en la maleta.


Consideraciones generales

Si viajas en avión y no quieres facturar la maleta, tendrás que conocer las medidas estándar de las compañías aéreas para equipaje de mano. Estas son las principales:

    • Air Europa (55 cm x 40 cm x 20 cm).
    • Ryanair (55 cm x 40 cm x 20 cm).
    • Vueling (55 cm x 40 cm x 20 cm).
    • Iberia (56 cm x 45 cm x 25 cm).

Una vez tengas claro cuál es el espacio del que dispones, te convendría redactar una lista de los objetos personales que quieres llevar en el viaje, incluyendo los cargadores, la ropa e incluso las gafas de sol.

Hoy en día, gracias a los teléfonos móviles, redactar una lista es mucho más fácil que antaño. Además, esta opción te permite añadir cosas según se te vayan ocurriendo. También podrás guardarla para recurrir a ella en futuros viajes.

Existen varias aplicaciones especialmente diseñadas para este uso, por ejemplo, Google Keep o Evernote.

Si prefieres el método tradicional, coge papel y boli y apunta todo lo que quieres llevar. Lleva la lista contigo en tu viaje. Cuando vayas a preparar la maleta de vuelta, tacha los objetos que hayas empaquetado para no dejarte nada en el destino.


Trucos para ahorrar espacio:


1. Dobla inteligentemente

Son muchos los métodos para doblar las prendas y conseguir así el ansiado ahorro de espacio. La forma tradicional de doblar en cuadrados es la menos eficiente y con la que más se desaprovecha el interior de una maleta.

Prueba a enrollar la ropa en vez de doblarla. De esta manera, podrás aprovechar cada esquina o recoveco. Además, con este sencillo truco evitarás que tu ropa se arrugue más de la cuenta.

Otra manera de organizar tu ropa es guardándola por capas, metiendo los pantalones al fondo completamente estirados y superponiendo las demás prendas una encima de otra, finalmente mete las perneras del pantalón, como si cerrases un paquete con un lazo. Te sobrará espacio en los laterales para guardar ropa interior, calcetines y calzado.


2. Elige la ropa para cada día

Pensar los conjuntos que te vas a poner cada día podría ayudarte a no llevar más de lo necesario. A la hora de realizar el equipaje, no valen los “por si acaso…”. El objetivo principal es reducir la cantidad total de ropa para evitar el peso excesivo y, por consiguiente, las altas tasas impuestas por las aerolíneas.

Si te vas de vacaciones por un largo periodo de tiempo, piensa que puedes lavar la ropa en el apartamento o ir a una lavandería.


3. Envasa al vacío

Guardar la ropa en bolsas al vacío ayuda a reducir un volumen considerable y te permitirá llevar más cosas de las que pensabas. Este truco es infalible sobre todo con prendas abultadas (jerséis, abrigos o sudaderas). Este tipo de bolsas se venden en los supermercados, aunque también puedes hacerlo tú mismo con una bolsa de plástico y una aspiradora.


4. Organiza el neceser

Los objetos de higiene personal son los más complicados de llevar. Algunos son demasiado grandes o demasiado pesados.

Un buen truco es guardar los botes de gel y champú de los hoteles no superiores a 75 mililitros (ml) y reutilizarlos. Si no tienes ninguno, la cadena de moda irlandesa Primark vende un pack provisto de seis botes con las medidas adecuadas a 4,99 euros.

Tampoco podrás llevarte tu perfume favorito si no cumple los requisitos impuestos por Aena. Por tanto, utiliza muestras de colonia o compra un bote no superior a 100 mililitros.

Si no quieres llevarte el tarro de maquillaje, en los huecos del estuche para las lentillas puedes guardar una pequeña cantidad, suficiente para tu viaje.


5. Aprovecha los recovecos

Aunque no lo creas, el hueco entre las barras del interior de la maleta es una excelente opción para guardar objetos como: calzado, toallas, calcetines y otros pequeños artículos.

También puedes aprovechar el interior de los zapatos para guardar calcetines, cargadores, dinero, pasaportes, relojes y otros objetos de valor.


6. Dos formas de guardar los cinturones

Por un lado, puedes enrollar los cinturones y meterlos en los cuellos de las camisas, ahorrarás espacio y te aseguras de que no se deformen. Otro método es mantenerlos estirados si la maleta tiene un tamaño que así lo permita.


7. Di no a las toallas convencionales

Las toallas convencionales son gruesas y ocupan mayor espacio en la maleta. Apuesta por toallas de microfibra que además de ser baratas, son ligeras y se secan mucho más rápido. Se encuentran a la venta en casi todas las tiendas de deporte, por ejemplo, Decathlon.

TAGS: #