NOTICIAS

7 tips de ahorro para un viaje

Viajar es una fuente de motivación y reflexión. Nos aporta nuevas experiencias y estimula nuestros sentidos. No te quedes sin tu viaje, ahorra fácilmente con estos 7 consejos.

El verano está a la vuelta de la esquina, y con él llegan las ansiadas vacaciones. Un dicho muy extendido afirma que no importa el destino sino la compañía, pero a veces, también el precio. No te quedes en casa, con estos 7 tips de ahorro para un viaje estás a un clic de reservar tus mejores vacaciones. ¡Abróchate el cinturón que despegamos!


1. Realiza un presupuesto de lo que tienes pensado gastar

Antes de decidir el lugar y reservar los vuelos es importante que realices una labor de investigación sobre el destino al que deseas viajar. En la red existen cientos de artículos con información de todas las ciudades para que no te pierdas nada, desde aeropuertos abiertos 24 horas hasta el precio de una Coca-Cola.

Si el destino que tenías pensado es demasiado caro, puedes optar por buscar una opción más económica, alojarte en una ubicación cercana, ajustar tu presupuesto o simplemente escoger otra ciudad.


2. Compra los billetes de avión en el momento idóneo

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de buscar vuelos baratos es la flexibilidad. Si tratas de buscar un vuelo low cost para el 31 de enero, has de tener verdadera suerte. Cuanto más flexible seas en cuanto a fechas, escalas y destino elegidos, más probabilidades tendrás de encontrar una ganga.

Una suscripción a los boletines de noticias y a las páginas de las aerolíneas en las redes sociales también pueden servirte a la hora de conseguir un billete económico.

Una cuestión que todos nos hemos planteado es, ¿cuándo es el mejor momento para comprar un billete de avión? Existen discrepancias en torno a este tema.

Diversos estudios afirman que, para vuelos a corta distancia, lo ideal es reservar con 7 semanas de antelación, lo que podría suponer un ahorro de hasta un 10%. En cambio, para vuelos transoceánicos lo más recomendable es reservar con 21 – 28 semanas de antelación para ahorrar entre un 10 y un 20% en el precio final de tu vuelo.

Según Skyscanner, el martes es mejor día de la semana para reservar un billete a partir de las 19:00 h GMT, puesto que suele ser cuando las aerolíneas actualizan los precios de los asientos. Las épocas en las que se encuentran los vuelos más económicos son a principios de noviembre y en la última semana de enero.


3. Ahorra en el cambio de divisas

Utilizar los cajeros automáticos para sacar efectivo en un país extranjero con una moneda distinta puede significar la aplicación de elevadas comisiones. Una opción muy interesante es utilizar la tarjeta de crédito o débito para pagar en todos aquellos establecimientos donde sea posible, aunque, en algunos países, incluso así, debes pagar comisiones.

Si vas a cambiar de divisa, antes de ir a tu destino, infórmate. Habrá ocasiones en las que te resultará más conveniente hacer el cambio en tu propio país y otras, en el aeropuerto de tu destino.


4. Factura una maleta

En muchos destinos, los productos de belleza o la ropa son más caros que en nuestro país. Facturando equipaje, podrás llevar todo aquello que necesites y así no tendrás que comprarlo allí. 

Una vez cerrada, pesa la maleta en una báscula para comprobar que no supera el máximo de peso permitido por la aerolínea en la que viajas. Muchas de ellas aplican elevados costes por kilogramo de más.

Si viajas en compañía, puedes compartir el precio de la facturación con el resto de los compañeros de viaje. Así el gasto será mínimo y todos llevaréis enseres personales.


5. Compara diferentes alojamientos

El alojamiento quizá sea la parte del viaje que más presupuesto consume. Pese a ello, hoy en día, existen múltiples alternativas a las cadenas hoteleras. 

Otra opción es un alquiler vacacional, económico y cómodo. Piensa que tienes un apartamento para ti y tus compañeros de viaje sin la concurrencia de más huéspedes por los pasillos. Además, podrás cocinar en él.

La opción más barata suelen ser los albergues, que no tiene por qué ser necesariamente compartidos con personas que no conoces. Existen numerosos hostels con habitaciones privadas, dobles y triples muy económicos, higiénicos y en pleno corazón de la ciudad.

Si eres más aventurero/a también puedes hacer couchsurfing, es decir, alguien te cede una cama o sofá de su casa, a expensas de que, en un futuro, si el anfitrión decide ir a tu ciudad, también podrá hacer uso de tu casa para dormir.


6. Acude a los museos los días de entrada gratuita

Una de las cosas que más enriquece culturalmente es la visita a los museos de la ciudad que visitamos. Por desgracia, la mayoría no son gratis, y si en un mismo destino hay 7 siete museos diferentes, la cantidad a invertir en cultura es elevada.

Ante esto, muchos museos tienen un día de puertas abiertas totalmente gratis. Puedes informarte de cuál es el día en sus páginas web.


7. Piensa en los souvenirs que vas a traer

Haz un listado de las personas a las que traerás un regalo de tus vacaciones, piensa en sus gustos y acierta de lleno. Haz una estimación de lo que vas a gastar en cada uno y no te salgas de ahí.

No olvides que es un detalle y, además, muchos de los objetos que se venden en mercadillos no pueden subirse a bordo de un avión. Imanes, pulseras, postales o camisetas son algunas opciones por las que puedes decantarte para demostrar tu amor a tus más allegados.

TAGS: #